La Federación apoyará a los peregrinos de Mazapil

La procuraduría de Zacatecas busca al chofer que se dio a la fuga y al dueño de la unidad.

Saltillo y Zacatecas

La secretaria de Salud del gobierno de la República, Mercedes Juan, y el gobernador de Zacatecas, Miguel Alonso, cubrirán los gastos médicos de los 146 peregrinos que resultaron lesionados y los afectados, luego de que un camión de carga arrollara a un grupo de peregrinos en el municipio de Mazapil.

"Tenemos la instrucción del presidente Enrique Peña Nieto de dar todo el apoyo que se requiera por parte del gobierno federal, de Zacatecas y Coahuila", comentó la funcionaria federal.

Mercedes Juan agradeció al gobierno coahuilense por la disposición, la pronta respuesta y la atención brindada, tanto por los cuerpos de auxilio, como de los diferentes hospitales de la ciudad, pues Mazapil se encuentra cerca de Saltillo, Coahuila.

Mercedes Juan señaló que la cifra de personas fallecidas es de 26, de los cuales seis eran menores de edad, 16 hombres y 10 mujeres. En tanto que los 146 lesionados son atendidos en los hospitales de Saltillo y Concha del Oro.

El gobernador de Zacatecas agradeció las facilidades que se han brindado a las víctimas del accidente en Mazapil para acceder a los servicios médicos hospitalarios que requieren y por la solidaridad con el estado vecino.

Miguel Alonso descartó que el accidente haya derivado de una negligencia por parte de las autoridades municipales al no bloquear las calles para que se realizara la peregrinación, pues aseguró que fue un accidente que no se pudo prevenir.

Previo a su discurso en las instalaciones de la Marina, el presidente Enrique Peña Nieto expresó sus condolencias a los familiares de quienes perdieron la vida al ser atropelladas por un vehículo que se quedó sin frenos.

El DIF Coahuila habilitó un albergue temporal para atender a los familiares de los peregrinos que resultaron lesionados y les proporcionará alimento y asistencia social en lo que sus coanguíneos se recuperan.

Los peregrinos se dirigían a la capilla de San Gregorio Magno, donde está el Cristo ensangrentado rumbo al calvario, el cual se ubica a una calle de donde fue el accidente.

Desde ayer iniciaron los servicios funerarios de las personas que perdieron la vida.

Exceso de velocidad, indicio

Catalina Soto Acosta, procuradora general de Justicia de Zacatecas, informó que inició la búsqueda del chofer que arrolló a los peregrinos y quien se dio a la fuga.

El conductor y el propietario del vehículo de carga están identificados y las autoridades esperan detenerlos en las próximas horas para determinar el grado de culpabilidad y la responsabilidad jurídica que les corresponda.

La PGJEZ traslado a un equipo de 20 forenses para poyar en las labores de investigación criminalística, identificación de cadáveres, calificación de lesiones y entregar los cuerpos de las victimas a sus familiares de manera pronta y expedita.

Soto Acosta adelantó que las primeras investigaciones indican que las causas del accidente fueron el exceso de velocidad, una falla mecánica en los frenos y falta de pericia del conductor, ya que los testigos señalan que el pesado vehículo transitó varios metros sin control y luego volcó sobre un costado.

El camión tiene una razón social impresa que identifica a la empresa Construcciones Industriales y Transportistas, cuyo propietario responde al nombre de Ascensión Carrillo, a quien las autoridades buscan afanosamente.

La Secretaría de Comunicaciones y Transporte anunció que revisará el expediente legal del camión con placas del Servicio Público Federal 777-EC-2 y de la empresa propietaria.

Mientras la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Zacatecas (CDHEZ) inició una investigación de oficio tras conocer el caso que ha impactado a la sociedad en general.

La CDHEZ investiga las posibles omisiones de la Dirección de Transporte, Tránsito y Vialidad del Estado (DTTyV), autoridad directamente responsable de autorizar y verificar si el camión de carga que provocó el percance contaba con los permisos de circulación en la demarcación urbana, en términos de lo que establece el Reglamento General de la Ley de Transporte, Tránsito y Vialidad de Zacatecas.