Accidente en la Autopista del Sol deja un muerto

El percance ocurrió por la mañana a la entrada de Chilpancingo, cuando un carro golpeó a una camioneta, perdiendo ésta el control y volcando.

Chilpancingo

La señora María Francisca Gutiérrez Barrera, de 60 años fue la primera víctima del 2015 al sufrir un accidente automovilístico registrado la mañana del 1 de enero en la Autopista del Sol, en la entrada sur de Chilpancingo.

El percance ocurrió aproximadamente a las 10:00 horas, cuando la señora Gutiérrez Barrera y tres hijos regresaban del puerto de Acapulco, tras recibir el año nuevo y circulaban con dirección al Distrito Federal.

Iban a bordo de dos vehículos; una camioneta tipo Jeep Liberty color verde olivo y un Ford Gía de color negro, el cual sufrió una falla mecánica y era remolcado con una estructura de metal y cadenas.

Las unidades pasaron la caseta de peaje de Palo Blanco y siguieron el tramo que conduce a la mancha urbana de Chilpancingo, aproximadamente 200 metros antes de la parte en la que pierde vigencia el seguro el Gía remolcado se salió de control y jaloneó a la camioneta.

La Liberty dio varias volteretas y se salió de la carretera, en su trayecto tiró un aviso vial metálico y se recargó sobre un árbol, lo que impidió que cayera dentro del canal del río Huacapa, que tiene aproximados diez metros de altura.

La señora María Francisca salió de la camioneta y cayó al fondo del encauzamiento del Huacapa, socorristas de Protección Civil que acudieron a prestar el auxilio indicaron que murió al instante.

Otra mujer, al parecer hija de María resultó con heridas graves y fue trasladada de urgencia hacia un hospital por los socorristas de PC.

Pedro Damián Trejo, de 37 años y Luis Andrés Trejo de 42 se quedaron a la orilla de carretera para esperar el auxilio de las autoridades.

Ellos explicaron que en la pendiente que lleva hacia Chilpancingo la unidad adquirió velocidad, que el Gía debió salirse de control porque solo sintieron un jalón que hizo perder el control de la Liberty, luego siguieron las volteretas y la proyección fuera de la cinta de asfalto.

El Gía quedó con las llantas hacia el cielo, fuera del arroyo vehicular  y con una gran mancha de aceite negro.

Personal del Servicio Médico Forense (Semefo) acudió a realizar el levantamiento del cadáver, mientras personal de la Policía Federal (PF) establece las causas del accidente.