Choque entre un autobús y un tráiler deja 22 heridos

El percance se registró en el tramo carretero Orizaba-Puebla. Los lesionados venían de la Ciudad de México, después de visitar la Basílica de Guadalupe.

Ciudad Mendoza

Un total de 22 lesionados, tres de gravedad, dejó el choque entre un tráiler y un camión con peregrinos Guadalupanos en la autopista Orizaba-Puebla a la altura del kilómetro 247, reportó la Policía Federal delegación Río Blanco.

Señaló que los hechos ocurrieron cerca de las 4:00 horas, en el kilómetro 247 de la autopista Orizaba-Puebla, a la altura de la comunidad Cecilio Teran, conocida como Balastrera, cuando un tráiler que transportaba agua embotellada y refrescos proveniente de la Ciudad de México se impactó contra un autobús con peregrinos Guadalupanos.

El percance dejó un saldo inicial de 22 lesionados, tres de ellos de gravedad, en donde hay dos menores de edad.

Se informó que los peregrinos venían de la basílica de Guadalupe y se dirigían hacia su lugar de origen en Ocotzingo, Chiapas, portando la antorcha con el fuego Guadalupano, cuando fueron impactados por alcance por un tráiler que provenía de la Ciudad de México, aventando al autobús hacia la cuneta del costado derecho.

Se presume que el conductor de esta unidad se quedó dormido y por ello se presentó este accidente. Los primeros reportes dan cuenta que los vecinos del lugar se percataron del impacto de las unidades y salieron a brindar el auxilio a los peregrinos.

Además de que los cuerpos de rescate, bomberos y de seguridad pública se trasladaron al lugar para atender a los 22 lesionados, de los cuales 18 fueron transportados al hospital civil del municipio de Río Blanco y el resto se trasladó a la casa de una vecina de esta comunidad.

Se informó que en total el vehículo transportaba a 35 peregrinos Guadalupanos que llevaban una antorcha con el fuego tomado de la basílica para llevarla hasta el estado de Chiapas.

Se reporta que de los lesionados, tres de ellos su estado de salud es grave y están siendo estabilizados por los médicos del hospital civil de Río Blanco y el resto se encuentra fuera de peligro.

Finalmente, la Policía Federal pidió a los peregrinos que extremen sus precauciones en la realización de las peregrinaciones y utilicen unidades pilotó con luces encendidas para evitar este tipo de accidentes.