Acacoyagua, el más limpio de Chiapas por cultura nipona

Los ‘nikkei’ incentivaron la conciencia sobre el medio ambiente; antes se recolectaban 18 toneladas diarias de basura, ahora solo son cinco.

Chiapas

Desde hace 26 años Acacoyagua se convirtió en el municipio más limpio de Chiapas, debido a los valores y enseñanzas que ha promovido el empresario mexicano-japonés, Carlos Kasuga Osaka, y la comunidad nikkei —como llaman a los miembros de los grupos de personas que migraron del país asiático— asentada en ese lugar desde hace 120 años.

Los habitantes del municipio, ubicado en el sur de Chiapas, señalan que constantemente Kasuga visita la zona para compartir las experiencias que ha tenido a través de los años y mostrar a los jóvenes chiapanecos que la educación no tiene fronteras.

“La comunidad nikkei vino a traer a Chiapas toda esa concientización sobre educación y cuidado del medio ambiente. Cuando comenzó el proyecto se recolectaban entre 16 y 18 toneladas diarias de basura, hoy podemos decir que es el municipio más limpio”, señaló Julio César López, uno de los coordinadores de la campaña de limpieza.

Actualmente Acacoyagua tiene 18 mil 298 habitantes, que producen cinco toneladas de basura al día, y al menos 13, si los desechos se juntan con las comunidades cercanas.

Explicó que cada tres meses los habitantes de la región se reúnen en el palacio municipal para recoger los deshechos de la plaza y de las calles del municipio y así agradecer a Kasuga Osaka los proyectos que ha implementado en la localidad.

INVITAN A COMUNIDADES

César López señaló que en algunos lugares conurbados de Chiapas las alcantarillas se llenan de basura que la gente arroja al suelo, lo que provoca encharcamientos, y surgen enfermedades graves como el dengue.

Además, dijo que la importancia de mantener limpio el municipio y los ríos que los rodean radica en la escasez de agua que en ocasiones afecta al municipio, por lo que exhortó a las comunidades cercanas a sumarse al proyecto y a las costumbres educativas impulsadas por los migrantes y descendientes japoneses.

“Casi no hay agua en muchas localidades chiapanecas, es momento de pensar en que si ese líquido se llega a acabar podemos voltear a ver los ríos y arroyos cercanos, pero eso será imposible si el agua está sucia y contaminada”, aseguró. 

Patricia Muñoz, participante de la campaña, dijo que años atrás a la población le costó trabajo formar parte de las campañas de limpieza impuestas por la comunidad nikkei, pero cuando comenzaron a ver los resultados entendieron que todo era por el bien de la comunidad y se interesaron en el trabajo de los ciudadanos japoneses.

“A veces nosotros como adultos no podemos cambiar nuestro modo de pensar, pero si les enseñamos a los niños a participar en campañas ambientales y amar lo que la naturaleza provee, seguramente compartirán sus pensamientos con el prójimo y esa educación oriental llegará primero al resto de los municipios chiapanecos y después al país”, planteó.

LABOR EN LAS ESCUELAS

Brenda Niño, estudiante de la escuela secundaria Centenario de la Migración Japonesa, señaló que Kasuga, además de fomentar la limpieza en Acacoyagua, ha apoyado el sector educativo y social, ya que ha aportado recursos para comprar pizarrones electrónicos y computadoras.

“Todo Acacoyagua está muy agradecido con el señor Kasuga y con la comunidad nikkei porque vino a enseñar a los mexicanos que se puede tener un espacio limpio para jugar, correr o caminar, pero también nos ha hablado de los valores; que la honestidad y el servicio son muy importantes en su cultura, siempre nos dice que nosotros somos el futuro”.

Fernanda Concepción, otra de las participantes, señaló que hace algunos años Acacoyagua estaba sucio y las instituciones no se preocupaban tanto por fomentar la educación ambiental; sin embargo, el municipio ha resurgido del abismo de la basura y la suciedad.

“El tema de la basura en el suelo ya es un recuerdo, yo creo que al tener el apoyo del señor Kasuga hemos sido bendecidos porque no cualquier persona se preocupa por el bienestar de otro y los japoneses se convirtieron en ángeles cuando llegaron aquí y nos rescataron de ser personas sucias y desordenadas”, señaló.

En el proyecto participan ocho instituciones de la cabecera municipal, entre ellas escuelas de preescolar, primaria y secundaria, que han sido apoyadas por Kasuga Osaka, así como padres de familia y profesores.

Los organizadores aseguran que dentro de los próximos meses realizarán campañas más completas, que incluirán la separación de la basura, así  como el uso de los residuos, donde podrán participar los estudiantes de la región.

Acacoyagua forma parte de la conmemoración por el 120 aniversario de la llegada de los primeros migrantes japoneses a México, en este municipio, se encuentra la comunidad nikkei.

Las actividades culturales y artísticas se realizarán hasta el 22 de mayo con el objetivo de resaltar la relación bilateral entre México y Japón.