Policías municipales con más denuncias de abuso contra periodistas

La fiscal especial para la Atención de Delitos Cometidos en contra de la Libertad de Expresión de la PGR dijo que las acusaciones más frecuentes son las amenazas, el robo y las lesiones.

SLP

Laura Angélica Borbolla Moreno, fiscal especial para la Atención de Delitos Cometidos en contra de la Libertad de Expresión de la Procuraduría General de la República, dijo que la las fuerzas municipales de seguridad son las que más cometen abusos en contra de periodistas cuando estos realizan su cobertura informativa.

La fiscal ofreció una conferencia ante periodistas potosinos así como autoridades de Seguridad pública y procuración de justicia de la entidad, en el marco de actividades programadas por el Comité Estatal de Protección a la Actividad Periodística.

Ante comunicadores potosinos, reunidos en el auditorio Pedro Antonio Santos de Palacio de Gobierno, la funcionaria resaltó que los policías municipales son la autoridad más señalada por actos arbitrarios en contra de los periodistas.

Los abusos policíacos más frecuentes que son motivo de queja o denuncia, están las amenazas, el robo y las lesiones.

Borbolla Moreno atribuyó las violaciones al Derecho de Libertad de Expresión la nula capacitación a los policías, así como la ausencia de protocolos que regulen la actividad de los elementos de policía en hechos en donde existe una cobertura informativa de representantes de los medios de comunicación.

Ante esa situación la Fiscalía que encabeza, se ha dado a la tarea de impartir cursos de capacitación y sensibilización orientados a policías y personal del Ministerio Público, con el ánimo de que en su proceder no incurran en probables violaciones a los derechos de los periodistas.

En ese sentido, en el caso de San Luis Potosí, el Comité Estatal para la Protección de la Actividad Periodística que encabeza el secretario General de Gobierno, Cándido Ochoa Rojas, investiga al menos cuatro casos de agresiones a periodistas potosinos, mismas en la que se encuentran involucrados agentes de la policía estatal y municipal.