• Regístrate
Estás leyendo: Abren desnivel tras 22 meses de obras
Comparte esta noticia
Viernes , 14.12.2018 / 12:06 Hoy

Abren desnivel tras 22 meses de obras

El gobierno capitalino destaca las modificaciones realizadas en la vialidad a petición de los vecinos; con la obra, 45 minutos menos en traslados, dicen.

1 / 2
Publicidad
Publicidad

Tras 22 meses de trabajos, la Secretaría de Obras y Servicios de Ciudad de México (Sobse) abrió la circulación de “la obra más importante” realizada durante la administración del jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera: el doble túnel Insurgentes-Mixcoac, que reducirá hasta en 90 por ciento el tránsito en esa zona del sur de la capital, sobre todo, en horas pico.

En entrevista para MILENIO, el secretario de Obras de Ciudad de México, Édgar Tungüí, aseguró que los automovilistas ahorrarán entre 30 y 45 minutos, pues explicó que anteriormente, había tres semáforos en la zona que complicaban la movilidad en Insurgentes, Barranca del Muerto y la calle de Moras.

“El nudo cielo era impresionante. Con el proyecto tendremos 34 kilómetros sin altos, desde Revolución y Molinos hasta la estación del Metro Juanacatlán, lo que significa que los automovilistas se tardarán máximo 5 minutos en atravesar este recorrido”, aseveró.

Dijo que fue necesario hacer un túnel debido a la ubicación de los conectores de drenaje de las avenidas cercanas.

“De no haberlo hecho así, hubiéramos tenido que tocar el río Mixcoac y hubiera sido de una complejidad mayor; se hubiera tenido que hacer una obra a cielo abierto y además de cerrar la circulación total, se pudo haber provocado una inundación”, detalló.

El proyecto —dijo Tungüí— consta dos desniveles, el primero (nivel-1) correrá del oriente a poniente y tendrá una salida hacia Barranca del Muerto y una incorporación en Insurgentes Sur, con dirección a Patriotismo; mientras que el segundo (nivel -2) irá de poniente a oriente con una desincorporación hacia el Eje 8 Sur, José María Rico, con lo que pretende mejorar la interconexión entre esas vialidades.

El proyecto contó con 18 modificaciones en total, respecto a los planos originales, derivado de acuerdos a los que se llegaron con los comités vecinales en más de 150 reuniones y 45 recorridos, así como 31 juntas y tres visitas con personas inconformes con la obra.

“Se sometió mucho al consenso vecinal, de donde salieron las modificaciones. Por ello, nos parece que la labor social que se hizo de integrar a la comunidad y que buscaran sus beneficios fueron parte fundamental para la realización y aprobación del proyecto. Lo importante es que hay participación ciudadana, que les interesa lo que va pasar en su colonia y que aportan ideas”, dijo.

SEGURIDAD TOTAL

El funcionario capitalino consideró que el desnivel, de mil 300 metros de longitud, es la obra vial más importante del país, porque cuenta con las medidas necesarias para garantizar el bienestar de los ciudadanos.

Detalló que el proyecto cuenta con una red de tuberías secas contra incendios conectado a las tomas siamesas del Heroico Cuerpo de Bomberos de la capital, ubicadas en la vialidad exterior y que pueden ser utilizadas en caso de algún siniestro.

En este sentido, el funcionario, planteó que el objetivo es que el agua descienda por los gabinetes de seguridad, a través de las mangueras que se encuentran distribuidas en los muros de contención de las incorporaciones y salidas del túnel.

“Es el primer deprimido en Ciudad de México que cuenta con extintores y estas conexiones en las tuberías. En total, estamos hablando de 17 gabinetes contra incendios que podrán ocuparse en alguna emergencia al interior, aunque la idea siempre es que no se requiera su uso”, explicó.

El doble túnel será monitoreado por 29 cámaras de video, las cuales permanecerán conectadas al Centro de Comando y Control (C5) de la Secretaría de Seguridad Pública las 24 horas del día.

Además, cuenta con los estándares más innovadores en medidas ambientales, pues en su interior contiene 14 ventiladores (8 en el nivel -1 y 6 en el nivel -2), cuya función es extraer los gases contaminantes que se almacenen dentro del túnel, mejorando con ello la calidad del aire en la zona.

Sin embargo, no permanecerán activos todo el tiempo y se usarán solo cuando los estándares de la calidad del aire no sean regulares y los sensores se enciendan automáticamente.

“Nosotros hicimos un balance, lo desarrollamos y coincidimos en que se van a disminuir 65 por ciento los gases emisores que antes se presentaban en esta zona”, aseguró.

A su vez, Ricardo Olvera, el ingeniero encargado del proyecto, señaló que la construcción está conformada por una infraestructura hidráulica que está conectada a un cárcamo de bombeo, planeado para que cuando se presente un exceso de tormentas, el agua se dirija al emisor principal, que es el río Mixcoac.

“El cárcamo que tiene 240 metros cúbicos de capacidad, es decir, que alberga 240 mil litros de agua, con ello, se tendrá el drenaje suficiente para captar el agua y llevarla al pozo de colecta que pasa por la zona (río Mixcoac). Cuenta con cuatro bombas, de las cuales, dos estarán trabajando y dos más serán de reserva y que serán útiles en una lluvia excesiva”, explicó.

Asimismo se instalaron 733 lámparas ahorradoras de energía a lo largo del doble túnel, a un metro y medio de altura, en las incorporaciones y desincorporaciones; mientras que en las rampas de entrada y salida se colocaron 44 luminarias de tipo aditivo metálico.

“Las lámparas se eligieron LED porque consumen 60 por ciento menos de energía que las normales, incluso tienen mejor calidad porque llegan a durar 45 mil horas de vida útil. Lo que pretendemos es que toda la energía de la ciudad sea verde”, aseguró Olvera.

El desnivel es la última obra del programa de recuperación y mantenimiento de los 42 kilómetros que conforman el Circuito Interior, donde también se construyeron los puentes vehiculares del Eje 4 Sur (avenida del Té) y del Canal de Tezontle, así como la rampa de descenso en el Puente Molinos, la adecuación vial en Oriente 106 y en la calzada de Tlalpan, donde se añadieron dos carriles que pasan por debajo de la vialidad.

En total, fue requerida una inversión de mil 500 millones de pesos y en ella trabajaron mil 600 hombres, pertenecientes a las empresas Indi, Hermes e Indisa, por medio de la firma del contrato del Programa de Prestación de Servicios (PPS) de 2013 al2025, con la Operadora y Mantenedora del Circuito Interior.

PEATÓN, EL MÁS BENEFICIADO

La obra del doble túnel está acompañado de la construcción de un parque lineal en el camellón central de la avenida Río Mixcoac al cruce con los Insurgentes para compensar las áreas verdes que resultaron afectadas durante la realización de los trabajos de construcción.

Al respecto, el ingeniero Ricardo Olvera comentó que el parque lineal mide 900 metros de longitud, es decir, 20 mil metros cuadrados, y cuenta con áreas verdes y 5 mil son zonas recreativas.

“Las personas que viven en las colonias aledañas fueron afectadas directamente por la obra, entonces ahora ellos son los principales beneficiarios, es decir, habrá áreas de estar, con bancas, fuentes, espejos de agua y evidentemente toda la plantación del arbolado”, planteó.

Destacó que el tema ambiental fue una de las adecuaciones que tuvo el proyecto original, ya que contemplaba la tala de 855 árboles. Sin embargo, solo se retiraron 580 y se plantaron mil.

La Secretaría del Medio Ambiente (Sedema) determinó plantar especies como robles, magnolias, jacarandas, sicomoros, patas de vaca y astronómicas, debido a las condiciones en las que iban a estar sus raíces.

El funcionario explicó que en la zona de tabletas, que conforman el techo del desnivel, no hay terreno permeable, por lo que hicieron un proceso de mantenimiento, donde ocuparon una membrana textil combinada para impermeabilizar la zona.

Como parte de los trabajos se acondicionaron algunas banquetas con jardineras y se colocaron seis fuentes: dos medias lunas urbanísticas, al inicio de Insurgentes que darán una mejor imagen y dos más sobre el andador, donde también se colocó un espejo de agua.

El ingeniero encargado, dijo que como medidas de seguridad su colocaron 438 luminarias con dos puntos de luz, lo que da un total 876 lámparas de que alumbrarán la zona. Estas lámparas tienen una vida útil de 18 mil horas. No obstante, para hacer un consumo responsable de la energía solamente estarán encendidas por las noches.

Se colocaron bolardos para hacer los cruces más seguros y accesibles para las personas discapacitadas, los peatones y los ciclistas, los cuales están señalizados horizontal y verticalmente para que su visibilidad.

Asimismo se recuperaron espacios, tal es el caso de un estacionamiento abandonado, en la plaza de Plateros, donde ahora lucirán parte de las fuentes danzarinas y algunas bancas de estar.

Olvera señaló que el mantenimiento del parque lineal, que incluye las fuentes, las luminarias, el área de los andadores y las áreas verdes, así como del desnivel, están garantizado para los próximos 12 años.



[Dé clic sobre la imagen para ampliar]

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.