• Regístrate
Estás leyendo: 'A tope' los albergues de perros callejeros
Comparte esta noticia

'A tope' los albergues de perros callejeros

Al día reciben entre 20 y 30 llamadas de ciudadanos que piden rescatar animales que ven en las calles, dijoMartha Téllez de los albergues 'Corazón Canino' y 'Segunda Oportunidad'.
Publicidad
Publicidad

Las asociaciones civiles Albergue Corazón Canino y Albergue Segunda Oportunidad, tienen bajo su cuidado a 100 perros. 

Se estiman que en Torreón hay 300 mil perros callejeros. 

Martha Téllez, presidenta de los dos albergues, dijo que la situación actual del Control Canino es “complicada”, ya que no están recibiendo perros ni rescatándolos de la calle, por lo que ciudadanía acude a los asociaciones civiles para resguardar a los perros abandonados. 

“Diario recibimos de 20 a 30 llamadas de gente que ve a perritos en situación de calle y quieren que vayamos por ellos o no los quieren traer. El albergue Corazón Canino tiene cupo para 70 perritos y siempre estamos al tope, es imposible resguardarlos a todos”.

Puntualizó que el municipio debería hacer más campañas de esterilización y de forma gratuita, para que haya un control eficiente de los perros de la calle. 

Otra problemática que detecta de Control Canino, es que cuando se abren las veterinarias del municipio, cobran las esterilizaciones y otros servicios a bajo costo, por lo que la gente busca alternativas para atender a sus mascotas de manera gratuita.

“Si el municipio no otorga las esterilizaciones de manera gratuita ni está haciendo campañas, no se controla la sobre población de perros callejeros. En lo que se esterilizan 50, en las calles se reproducen miles más, por eso actualmente en Torreón hay 300 mil perros callejeros. A la administración actual le falta más empuje en cuanto al control animal”.

El Centro de Control Canino Municipal es una área dependiente de Salud Municipal, situación que los rescatistas consideran debe cambiar, pues la secretaría destina primero recursos financieros a los niños, mujeres y enfermedades en general, y los animales quedan fuera de la agenda. 

Los albergues

Albergue Corazón Canino es una organización ciudadana que se constituyó oficialmente el 13 de septiembre del 2010, con la finalidad de mejorar las condiciones de vida de los perros en situación de calle o que simplemente fueron abandonados. 

Corazón Canino empezó en la colonia Palmas San Isidro sobre el bulevar Constitución como un albergue, y un año después se abrió una veterinaria en el mismo domicilio para solventar los gastos económicos de la asociación. 

Ahora Corazón Canino cuenta con otra veterinaria ubicada en el bulevar Rodríguez Triana.

El albergue no sólo resguarda a los perros, sino que les brindan alimento, atención médica, cuidados y les buscan un hogar para que tengan una calidad de vida digna. 

Para el proceso de adopción se requiere una copia de una identificación oficial, comprobante de domicilio y una cuota de $300, y el perro se entrega esterilizado, vacunado, con collar, correa y bañado. 

Cada mes y medio se realiza el “Reciclón”, actividad en la que se solicita a la ciudadanía papel, cartón, y plástico para su posterior venta. 

Este y el programa “Apadrinamiento”, son algunas actividades que el albergue realiza para sustentarse económicamente, además de las veterinarias y de los donativos que reciben de la gente. 

Martha Telléz, asumió la administración del albergues Segunda Oportunidad desde hace 4 meses, por lo que está a cargo de 2 veterinarias y 2 albergues.

En Corazón Canino están bajo su cuidado 70 perros y en Segunda Oportunidad 30. 

El viernes 26 de octubre se llevará acabo la “Fiesta retro con causa” en el bar-karaoke “El foro”, y todo lo recaudado será donado para apoyar los albergues Corazón Canino y Segunda Oportunidad. Los boletos se pueden adquirir en las asociaciones y en el restaurante “Las argentinas”.

Por: Sofía Guevara




Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.