• Regístrate
Estás leyendo: A sus 75 años su única petición es tener trabajo
Comparte esta noticia
Lunes , 22.10.2018 / 05:53 Hoy

A sus 75 años su única petición es tener trabajo

La difícil vida que desde niña enfrenta, le ha enseñado que para comer hay que trabajar y más aún cuando otras personas están bajo su responsabilidad.

Publicidad
Publicidad

La señora María Luisa Rodríguez Simental o mejor conocida como “Lichita” a sus 75 años busca cada día un trabajo honrado que le permita ganar unos centavos y continuar adelante.

Desde niña conoció la cara mala de la vida, pues sus padres la dejaron con sus abuelos con quienes se crió, quienes fallecieron aún siendo niña.

El panorama se tornó más complicado por diferentes conflictos familiares, inclusive responsabiliza a sus tíos de la situación en la que ahora se encuentra porque asegura que la despojaron de una parcela que había heredado de su padre.

La señora Lichita vive con su hija María Luisa de 36 años años soltera quien trabaja como afanadora, con su hijo Juan José de 42 años también soltero y quien hace poco consiguió un pequeño puesto en Gómez Palacio ambos con problemas de aprendizaje y éste último con debilidad visual, así como con un niño de 11 años que recientemente llegó a la familia y es nieto de su ex pareja la cual falleció hace nueve años. [OBJECT]

La señora “Lichita” vive en el Fraccionamiento Tecnológico en una casa que su hija consiguió a través de un crédito para la vivienda y que aún está pagando,a eso atribuye que solamente le de como “chivo” 200 pesos quincenales que le deposita en una tarjeta y que junta para pagar la luz y el agua.

Lichita se mantiene actualmente de realizar tareas como barrer las calles de su colonia, así como de vecinos, por lo que obtiene entre 20 a 50 pesos diarios.

Pero hace cuatro meses su ingreso era mayor, pues también se dedicaba a recolectar botellas de plástico en toda la ciudad a través de su triciclo, por lo cual obtenía diariamente 80 pesos más, que le servían de mucho para completar el gasto que destina a las comidas diarias.

Ante la situación que enfrenta y a sus 75 años, María Luisa Rodríguez pide trabajo como barrendera, ya sea en las casas particulares o en sectores habitacionales.

Ante la espera de un triciclo, que ya obtendrá por una donación, retomará su actividad de pepenadora, actividad que también realiza junto con sus hijos y con el nieto que prefirió quedarse con ella.

Al finalizar, resaltó que prefiere pedir trabajo, y andar barriendo, a pedir dinero, pues pese a su edad aún tiene la fuerza para continuar trabajando como lo ha hecho la mayor parte de su vida y comer humildemente pero de manera honrada.

cale

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.