Comparece ex senador por caso Chavarría

David Jiménez Rumbo señaló al ex gobernador Zeferino Torres Blanca y el ex auditor del estado, Ignacio Rendón Romero, como posibles autores intelectuales del asesinato en contra del perredista. 

Chilpancingo

El ex senador perredista, David Jiménez Rumbo señaló al ex gobernador Zeferino Torreblanca Galindo y al ex auditor general del estado, Ignacio Rendón Romero como probables autores intelectuales del asesinato cometido en agravio de Armando Chavarría Barrera, quien fuera presidente de la Comisión de Gobierno del Congreso local.

Jiménez Rumbo llegó a las instalaciones de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) acompañado por varias decenas de militantes del PRD, que se dijeron molestos porque se le citara para comparecer, cuando ha sido de los actores políticos más interesados en que se haga justicia.

El citatorio para Jiménez Rumbo llegó a su domicilio particular, ubicado en Acapulco la jornada del jueves 21 de agosto por parte de la Fiscalía Especializada para la Investigación de Delitos Graves, el documento lo firmó el agente del Ministerio Público (MP) Keyvan Onassis Chacón Gramajo y le requirió a comparecer en torno a la averiguación previa BRA/SC/02/1751/2009.

En el documento se le convoca para las 12:00 horas del lunes 25 de agosto y se le indicó que podría presentarse acompañado de un abogado.

Antes de ingresar al inmueble, Jiménez ofreció una conferencia de prensa en la que anticipó que señalaría como probables sospechosos de la autoría intelectual a dos personas; el ex gobernador Torreblanca Galindo y el ex auditor general del estado, Ignacio Rendón Romero.

Explicó: "El ex gobernador Zeferino Torreblanca odiaba al diputado Chavarría, días antes del 20 de agosto de 2009, me dijo personalmente que tenía el presentimiento de que el (entonces) gobernador lo quería matar".

Continuó: "En presentimiento lo tenía porque Zeferino le quitó la escolta asignada a partir de que fungió durante tres años como secretario general de Gobierno; yo le sugerí que contratara seguridad privada armada, pero él solamente se encogió de hombres y dijo que lo que tendría que pasar ocurriría".

Sostuvo que dicha imputación la hizo ante el Ministerio Público hasta en cuatro ocasiones, pero de manera extraña sus declaraciones desaparecieron del expediente.

Reprochó que a pesar de presentarse voluntariamente para declarar, no se haga nada por llamar a cuentas al ex gobernador Torreblanca Galindo, cuando hay elementos para requerirlo.

Respecto al ex auditor general, mencionó que en el arranque de la legislatura que encabezó Chavarría Barrera se detectaron actos de corrupción en la Auditoría General del Estado (AGE), pues el titular del órgano fiscalizador sometía bajo extorsión a varios presidentes municipales.

"Hubo un ofrecimiento de 2.5 millones de pesos para que se olvidara de lo encontrado, pero Armando Chavarría no aceptó; como se trataba de actos de corrupción de un muy alto impacto, eso pudo ser la causa del atentado", insistió.

El dirigente del Grupo Guerrero (GG) fue atendido en la PGJE por el subprocurador de Control Regional y Procedimientos Penales Víctor Jorge León Maldonado, que le facilitó las condiciones para que cumpliera con el citatorio.

Permaneció cuatro horas declarando y leyendo el expediente del caso, al final dijo que pudo comprobar que sus declaraciones anteriores no fueron mutiladas, pues todavía son parte del expediente integrado en el caso.