Suspenden primera audiencia de veterano de EU en Tijuana

William Whitaker cambió de abogado porque le pidió mentir a las autoridades mexicanas diciendo que nunca había estado en Tijuana.

Tijuana

La primera audiencia del veterano estadounidense, Andrew Tahmooressi, detenido en Tijuana por ingresar con armas a territorio mexicano, fue suspendida después de que el militar decidió cambiar de abogado, informó su ex defensor legal, Alejandro Osuna.

Ante las declaraciones de la madre de Tahmooressi -difundidas en medios de comunicación estadounidense-, quien aseguró que el ex abogado le pidió mentir ante autoridades mexicanas al declarar que nunca había estado en Tijuana, Osuna negó la acusación y sostuvo que el militar es inocente.

El abogado señaló que "un nuevo abogado va a entrar a abordar el asunto y estoy esperando que se comunique con nosotros para hacer la transición hacia la nueva defensa... la mamá puede tener muchos comentarios pero yo tengo una lealtad hacia mi cliente, no quiero entrar a temas de si su mamá dijo o no dijo porque ella podrá tener su opinión y yo tengo mi opinión de cómo sucedieron las cosas, precisamente es una de las cosas que íbamos a ver, pero ya no hubo tiempo".

En entrevista con Milenio el pasado 2 de mayo en la penitenciaría de La Mesa en Tijuana, donde estuvo recluido hasta el pasado 8 de mayo y que fue trasladado al penal de El Hongo en Tecate, Tahmooressi argumentó que llegó a Tijuana al tomar equivocadamente los carriles que conducen a México.

La audiencia de este miércoles estaba programada a las nueve de la mañana, pero fue suspendida dos horas después, tras la notificación del cambio de abogado.

El combatiente llegó con otros tres internos a bordo de una patrulla de la Policía Estatal Preventiva, y dos horas después fue retirado del lugar en un vehículo de la Policía Municipal. Vestía la camiseta blanca y pants gris del uniforme reglamentario de reo.

La presencia del estadounidense generó expectación de la prensa mexicana y estadounidense, pero apenas estuvo a la vista unos cinco segundos, a unos 30 metros de los periodistas, antes de entrar al recinto jurídico sin pronunciar una palabra.

Aunque no rindieron su declaración, al Juzgado Sexto de Distrito que lleva el caso se presentaron dos militares que fueron citados como testigos de la detención el 31 de marzo pasado en la Garita de El Chaparral, cuando le fueron decomisadas sus armas.

También estuvo presente el jefe de Servicios Consulares de Estados Unidos en Tijuana, William Whitaker, quien acudió como observador para garantizar que se respeten sus derechos durante el juicio.

El abogado Osuna explicó que durante las últimas visitas que hizo a Tahmooressi le mencionó un posible cambio de representante legal, pero detalló que fue hasta este miércoles cuando el juez del Sexto Distrito, Octavio Luna Escobedo, le notificó oficialmente del cambio.


"Con gusto vamos a cooperar con la información que tenemos para facilitar esa transición; se va a tener que diferir todo con la nueva estrategia pero digo eso ya será tema de los nuevos abogados que aborden el asunto.. no pudimos entrar a más que era importante para nosotros pero bueno ya es idea de ellos y ya serán ellos, lo retrasa (el juicio) lamentablemente, no era lo que nos hubiera gustado".

Señaló que desconoce quién es el nuevo defensor, pero explicó que tras el cambio de abogado quedó a cargo uno de oficio.

El militar, de 25 años, estuvo preso en la Penitenciaría de La Mesa en Tijuana desde el 1 de abril pasado, donde permaneció bajo observación de médicos psiquiatras por el estrés postraumático que padece, pero el 8 de mayo fue trasladado al penal de El Hongo, en Tecate, después de que intentó escapar tras cortarse el cuello con un foco.

Luego de su detención, congresistas estadounidenses han pedido la intervención del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, e incluso han solicitado que se le retire apoyo a México en materia de seguridad, como una medida de presión.

Aunque desde su arresto el veterano y su ex abogado habían sostenido que esta era la primera vez que cruzaba a Tijuana, la aduana local aseguró que ya había estado en la ciudad en otras ocasiones.

El 16 de mayo pasado el legislador republicano, Duncan Hunter, hizo pública una llamada telefónica que realizó Tahmooressi al número de emergencia 911,
minutos después de ser arrestado, en la que pidió ayuda porque autoridades mexicana querían decomisar sus armas.