Vulnerable a inundaciones, 80% de Tabasco: Conagua

El delegado de la comisión en el estado, Antonio Gutiérrez, declara que se deben duplicar los recursos para neutralizar las anegaciones, pues el crecimiento urbano potencia el problema.
Patio de una casa afectada, donde sus habitantes deben usar tablas para cruzar.
Patio de una casa afectada, donde sus habitantes deben usar tablas para cruzar. (Jorge Carballo)

Villahermosa

El 80 por ciento del territorio tabasqueño es vulnerable a padecer inundaciones y para mitigar los daños se requiere duplicar o, incluso, triplicar el presupuesto que el gobierno federal ha invertido en obras durante los dos años de la presente administración, que asciende a mil 200 millones de pesos, señaló el director de la Comisión Nacional del Agua en Tabasco, Antonio Gutiérrez.

En entrevista con MILENIO, Gutiérrez dijo que el desordenado crecimiento urbano en zonas inundables, la falta de infraestructura hidráulica y los efectos del cambio climático mantienen a Tabasco bajo el agua.

“La realidad es que Tabasco es un estado muy vulnerable porque lo cruzan los dos principales ríos del país (Usumacinta y Grijalva), porque llueve mucho y 80 por ciento de todo su territorio está en zonas bajas. Si a eso se le suma una falta de planeación en el desarrollo urbano, además de que no se ha construido la infraestructura hidráulica adecuada y el cambio climático, pues obviamente vamos completando la ecuación para que tengamos una serie de problemas”, expresó el titular estatal de la Conagua.

De acuerdo con el funcionario federal, resolver ese problema es sumamente complejo en un territorio que es inundable por naturaleza. Hasta antes de la segunda mitad del siglo pasado, las comunidades asentadas en la región sabían convivir con ese fenómeno, ya que sus viviendas, los palafitos, apoyadas en pilares, no sufrían afectaciones con la llegada de lluvias, pero con el desarrollo petrolero en la región y la urbanización desenfrenada el panorama se complicó, explicó el funcionario.

“Cuando empieza el desarrollo habitacional urbano fuerte en Villahermosa es cuando vienen los problemas; empiezan los grandes desarrollos y van rellenando zonas lagunares donde se regulaban los ríos y arroyos, pues ahí derivaban. Ahora se requiere ordenamiento urbano y estamos trabajando fuerte, en coordinación con el estado, la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) y municipios, pero no es fácil porque se tiene mucha población que está en zonas proclives para las afectaciones”, enfatizó.

El director local de la Conagua señaló que todos los municipios de Tabasco corren el riesgo de anegarse y para disminuir las afectaciones se requiere incrementar la inversión en obras que contribuyan a mitigar los daños, para mejorar el bombeo, instalar más kilómetros de red pluvial y construir más bordos.

“Cuando menos debería estar invirtiendo cercanos a los 2 mil 500, 3 mil millones de pesos en los próximo años. Hay que romper calles, cambiar drenaje, incrementar el número de cárcamos de bombeo, rescatar las zonas donde el agua drenaba naturalmente o encausarlo.”

El funcionario destacó la falta de presupuesto por parte de los gobiernos estatal y municipal para invertir en esas obras. Pero además, subrayó que en las diversas administraciones, los ayuntamientos han solapado la construcción de vivienda en zonas proclives a afectarse.

“Los propios presidentes municipales, su equipo de trabajo, los cabildos deben de estar pendientes de lo que se autoriza, bajo qué esquema de construcción se está haciendo, en qué cotas, en qué niveles, qué infraestructura están metiendo porque aquí el tema no solo es dar la autorización para que se construyan mil casas, sino esas casas qué requieren para el desalojo de aguas o el aprovisionamiento de agua potable en su caso, tal vez hasta obligar a poner plantas de tratamiento; y como en el resto del país, los recursos son insuficientes, los municipios normalmente no tienen unas finanzas sanas”, añadió.

En días pasados, las precipitaciones generaron inundaciones que afectaron a 23 mil personas,  dañaron al menos 25 colonias de Villahermosa y decenas de avenidas, por lo que se emitió una declaratoria de emergencia para acceder a recursos estatales.