Vuelve a negar EU visa a joven que le urge doble cirugía

Faltan nueve días para la cita de evaluación médica en la Clínica Mayo, en Rochester, Minnesota para José Chúa, pues necesita transplante de hígado y corazón.
El Consulado de EU le niega la visa humanitaria a José Chúa López para poder ingresar a su país y someterse a una doble cirugía de hígado y corazón.
El Consulado de EU le niega la visa humanitaria a José Chúa López para poder ingresar a su país y someterse a una doble cirugía de hígado y corazón. (Felipe Larios)

Hermosillo

El gobierno de Estados Unidos negó por segunda ocasión la visa a José Chúa López, el joven de 22 años de edad, originario de Hermosillo, a quien le urge una cirugía de transplante de hígado y corazón.

La madre de Chúa, Mayra López, dijo que su hijo nació con daños en su organismo y que ha tenido previamente tres cirugías de corazón abierto. Ahora solo faltan nueve días para la cita de evaluación médica en la Clínica Mayo, en Rochester, Minnesota.

"Pensé que era broma, el mundo se me vino encima, quedé destrozado", dijo Chúa al describir lo que ocurrió cuando el martes la oficial del consulado de EU en Hermosillo le notificó que la solicitud había sido negada.

El enfermo vive en la zona noroeste de Hermosillo, en una típica colonia de clase baja, con calles agujeradas y las aceras descalabradas: él comparte una habitación de doce metros cuadrados con su hermano, César, de 16 años de edad.

Su madre es obrera de la maquiladora Leoni y ella sostiene a la familia. El padre de José vive en Estados Unidos bajo el estatus de residente permanente. Mayra López, dijo que la visa de José venció cuando este cumplió 15 años y que ella ya no tuvo dinero para gestionar otra.

La casa donde vive la familia es de una planta con dos recamaras, baño, un comedor-sala, una pequeña cocina y el pórtico con un cajón para un automóvil.

José es Técnico en Construcción y quiere ser cardiólogo, pero ha tenido que dejar la escuela porque no puede permanecer mucho tiempo en la calle.

Su madre que percibe un sueldo mensual de cinco mil pesos, con el apoyo de amigos y familiares logró reunir 15 mil dólares que los puso a nombre de José en una cuenta de banco.

El joven se muestra alegre, jovial, con ánimo. Pero su rostro esta pálido, su cuerpo débil, delgado, con huellas de la cirugía y la hinchazón por la enfermedad que padece. Dice que es injusto que por un papel su vida corra peligro. Pero se muestra optimista.

A veces de las cosas malas, salen algunas buenas. Dice que estos días he conocido a muchas personas que me han mostrado mucho cariño y ganas de ayudarme. Eso me anima a seguir luchando.

Reconoce que cada día que pasa su vida corre mayor peligro. Entre más tiempo pase, más difícil será para mi. Yo no se si voy a salir con vida del quirófano, puntualizó.