Volver a la normalidad, principal oferta del PRI: Astudillo Flores

El candidato tricolor al gobierno de Guerrero explicó que habrá eventos de campaña que no podrá realizar por la polarización social. Reconoció la crisis política y social que se vive por caso ...

Chilpancingo

El candidato del PRI al gobierno de Guerrero, Héctor Astudillo Flores, reconoció que hay lugares en los que la polarización social impedirá realizar eventos de campaña, por eso, sostuvo que volver a la normalidad, es la principal oferta política que se puede hacer a la sociedad guerrerense.

Astudillo Flores sostuvo que a diez años de gobiernos estatales encabezados por el PRD, seis con la administración de Zeferino Torreblanca Galindo y casi cuatro con Ángel Aguirre Rivero el balance que se hace es sumamente negativo: "Estamos en los primeros lugares de todo lo malo y en los últimos de lo bueno".

De acuerdo al diputado local con licencia, la agitación social por diferentes causas ha golpeado severamente a la entidad, aunque hay casos que generan vergüenza por la imagen negativa que se genera hacia el exterior.

Citó los casos de Iguala, en donde policías preventivos y delincuentes asesinaron a seis personas en un primer momento, para luego desaparecer a 43 estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa que hasta el momento no aparecen.

Otro asunto que genera vergüenza, indicó que es el hallazgo de más de 60 cadáveres en un crematorio ubicado en Acapulco.

Por eso indica: "Volver a la normalidad, es una prioridad para todos, con la intención de que no cada quien haga lo que quiera".

Sostuvo que en Guerrero se vive una crisis política y social histórica, motivados principalmente por los hechos registrados el 26 de septiembre de 2014, lo que mantiene vivo un movimiento que se comprende por la magnitud del golpe que se cometió.

El dos veces alcalde de Chilpancingo reconoció que dada la crispación que todavía prevalece en algunas zonas de Guerrero, hay lugares muy claros en los que no será sencillo realizar eventos de campaña.

En su caso, dijo que suspendió una reunión de trabajo que tenía agendada en Huamuxtitlán, municipio ubicado en la Montaña y en donde recibió la advertencia de una posible agresión.

"Yo no ando provocando a nadie, suspendimos un evento al que no llegué junto con Cuauhtémoc Salgado Romero (dirigente estatal del PRI), también iba mi esposa y grupos de gente iban no precisamente a darnos un saludo".

Pese a las versiones manejadas en medios de comunicación y redes, Astudillo Flores sostiene que hizo lo correcto, en el entendido de que lo menos indicado es dar pie a una reyerta provocada por los partidos políticos.