Viven en zonas de riesgo 7 millones de personas

Se busca evitar tragedias como la ocurrida en Acapulco, Guerrero, tras el paso de los huracanes "Ingrid" y "Manuel".
En 2013 los huracanes "Ingrid" y "Manuel" dejaron sin vivienda a muchas familias guerrerenses.
En 2013 los huracanes "Ingrid" y "Manuel" dejaron sin vivienda a muchas familias guerrerenses. (Jorge Carballo/Archivo)

Oaxaca

En México hay poco más de 7 millones de personas que habitan en zonas de riesgo que urge sean reubicados, afirmó  Gustavo Cárdenas Monroy, subsecretario de Ordenamiento Territorial de la Secretaría de Desarrollo Agrario Territorial y Urbano (Sedatu)

El funcionario federal afirmó que este número de personas, que representa 5 por ciento de la población total del país, está diseminado en distintos estados, particularmente en la zona sureste, como Oaxaca, Guerrero, Chiapas, Veracruz y Tabasco.

“Hemos identificado asentamientos humanos en zonas federales, cauces de ríos, barrancas, laderas, cañadas y pendientes muy pronunciadas”.

Detalló que de lo que se trata es de evitar tragedias como las que se vivieron en Acapulco, Guerrero, el año pasado tras el paso de los huracanes Ingrid y Manuel, que dejó cuantiosos daños a la infraestructura y que destruyó las viviendas de muchas familias.

Dijo que hay el compromiso del presidente Enrique Peña Nieto para reubicar a la mayor parte de estas familias en un plazo no mayor de cuatro años, y adelantó que por ello se trabaja con los gobiernos estatales y municipales para iniciar su regularización.

“Se está buscando tener programas integrales para reubicarlos en viviendas dignas con todos los servicios”.

Cárdenas Monroy dijo que dependiendo del diagnóstico, los censos y los atlas de riesgo que se elaboran se diagnosticará la cantidad de recursos que se destinarán en cada uno de los casos para realizar las reubicaciones.

El funcionario federal firmó en Oaxaca un convenio para empezar a realizar las acciones de detección de las familias en riesgo y plantear su reubicación o ejercer la regularización de los predios.

También se busca coordinar acciones que fomenten el aprovechamiento sustentable de los recursos naturales y del territorio urbano y metropolitano de la entidad.

Como parte de estas acciones se establecen principios rectores y estrategias de intervención, para reorientar y regular los procesos de ocupación del suelo, disminuir la vulnerabilidad territorial y mejorar la competitividad, así como las oportunidades productivas.

Cárdenas Monroy indicó que el crecimiento de las zonas metropolitanas tiene que responder a su vocación de centralidad económica y de espacios de oportunidad, no solamente para tener condiciones de habitabilidad, sino de reactivación económica y de sustento para las familias, a fin de evitar el crecimiento desmesurado de la población, como en las ciudades de Huajuapan de León, Oaxaca de Juárez y Tehuantepec.

Indicó que la certeza jurídica constituye parte esencial del ordenamiento territorial, la modernización y actualización del Registro Público de la Propiedad y Catastro, para que la entidad sea calificada competitiva y de este modo garantizar el registro correcto de las propiedades.

En el encuentro, el gobernador de Oaxaca, Gabino Cué, agregó que la obligación fundamental de todo gobierno es proveer a los ciudadanos de la infraestructura social y los servicios básicos para cubrir sus necesidades elementales, lo que requiere además de importantes montos de recursos, una adecuada planeación y gestión de los asentamientos humanos.

Señaló que en Oaxaca el crecimiento anárquico de colonias y asentamientos irregulares han provocado que miles de familias sufran la carencia de los servicios más indispensables, lo que ha afectado a decenas de pequeñas comunidades asentadas en estribaciones y laderas.


PIDEN DECLARATORIA DE EMERGENCIA EN VERACRUZ

El gobierno del estado solicitó a la Secretaría de Gobernación la declaratoria de emergencia para seis municipios donde el pasado domingo 27 de abril cayó una intensa granizada que provocó daños a viviendas, autos, negocios y cultivos de más de 10 mil familias.

La Secretaría de Protección Civil envió la solicitud de declaratoria de emergencia a fin de obtener apoyos del Fondo Nacional de Desastres para apoyar a los damnificados por el fenómeno natural en el que bolas de nieve del tamaño de pelotas de beisbol destruyeron parabrisas y medallones de de vehículos; ventanales, domos, techos y puertas de viviendas.

Debido a la cantidad de personas que han llegado a solicitar apoyo para reponer sus parabrisas y los medallones de sus autos, se amplió un día más la recepción de solicitudes.

El lunes llegaron 920 solicitudes, este martes la cifra pudiera ser similar y esperan que el martes atiendan a los últimos afectados.

La secretaria de Protección Civil, Noemí Guzmán Lagunes, dijo que en la zona rural son miles las personas afectadas que perdieron sus cosechas por la intensa granizada.

Desde el lunes inició la entrega de láminas para la reparación de los techos dañados por los granizos.
(Isabel Zamudio/Veracruz)