Virus de chikungunya se extiende a 15 estados

La tasa de letalidad es de 0.45 por ciento; sin embargo, no existe vacuna y su atención genera erogaciones de 57 millones de pesos por incapacidades.

México, Veracruz y Chiapas

En solo un año el virus del chikungunya pasó de un caso a 2 mil 487, extendiéndose a 15 estados de la República Mexicana, confirmó el Centro Nacional de Programas Preventivos y Control de Enfermedades (Cenaprece).

Por ello, declaró a Guerrero en “estado de emergencia epidemiológica, con el fin de fortalecer las medidas de prevención para evitar su diseminación.”

La Secretaría de Salud notificó, de manera oficial el pasado 26 junio de 2014, el primer caso importado de fiebre por chikungunya, que atribuyó a una paciente con antecedente de viaje a un acto deportivo a Antigua y Barbuda, en el Caribe.

Pero el 30 de abril de 2015, el Cenaprece lanzó la declaratoria de emergencia epidemiológica y se instaló en sesión extraordinaria del Comité Estatal para la Seguridad en Salud para que los tres órdenes de gobierno fortalecieran las medidas de prevención y control del vector, no solo en Guerrero, sino en Oaxaca, Michoacán, Colima, Nayarit, Sinaloa, Sonora y Baja California Sur por considerar que el chikungunya pone en riesgo la salud de la población, aunque su tasa de letalidad es de 0.45 por ciento.

No existe una vacuna para prevenir la infección por este virus tampoco un tratamiento específico, por ello, conforme a datos del Instituto Mexicano del Seguro Social, el virus hasta marzo de 2015 significó erogar 57 millones de pesos por incapacidades.

La cifra puede ser más elevada, ya que —de acuerdo con el Centro de Investigación de Enfermedades Infecciosas del Instituto Nacional de Salud Pública— existe un subreegistro del contagio y seguramente el virus ya se encuentra en todo el país, conforme a las investigaciones presentadas por el INSP en congreso celebrado en marzo en Cuernavaca, Morelos.

Conforme al Boletín Epidemiológico publicado por la Dirección General de Epidemiología de la SSA, del corte de 11 de junio 2015, Guerrero cuenta con mil 36 casos; Oaxaca, con 509; Chiapas, 385; Veracruz, 170; Colima, 154; Michoacán, 76; Campeche, 67; Morelos, 49; Estados de México, 20; Jalisco, 7; Yucatán, 6; Nayarit, tres; Tabasco, dos; Tamaulipas, dos; y Coahuila 1.

El virus avanza conforme a las lluvias y afecta a mil 582 mujeres y a 905 hombres, afectados de manera aguda y crónica por la picadura de un mosquito, Aedes aegypti y Aedes albopictus (mismo que transmite el dengue) y que causa fiebre, cefaleas, mialgias, artritis, náuseas, fotofobia, diarrea, temblor, conjuntivitis, faringitis, rupciones cutáneas y dolores severos en articulaciones.

La enfermedad puede presentarse entre tres y siete días posteriores a la picadura del mosquito y tiene una duración de dos a 12 días.

“Afortunadamente es una enfermedad que no es letal, que sí es discapacitante mientras las personas están enfermas, por problema articular, pero ustedes saben que la única manera de trabajar en eso es la prevención con el mosquito aedes aegypti, que es saneamiento ambiental, y eso es en lo que estamos”, declaró el pasado 20 abril la secretaria de Salud, Mercedes Juan.

Sin embargo, en Guerrero el secretario de Salud, Edmundo Escobar Habeica, informó que en el estado hay 17 mil casos sospechosos de chikungunya, pero la falta de recursos económicos de la dependencia a su cargo impide hacer las pruebas moleculares a todos para determinar cuántos son realmente.

En Chiapas las autoridades sanitarias reportan 9 mil 788 casos sospechosos y, debido a la prevalencia (385 confirmados aunque la cifra se puede elevar a 564), ocupa el tercer lugar de mayor contagio.

En Tuxtla Gutiérrez, capital del estado, se concentran el mayor número de casos, confirmados y sospechosos, seguido de Tapachula, Chiapa de Corzo, Escuintla, Cintalapa y Tuxtla Chico.

En noviembre de 2014 se dio inicio a la emergencia sanitaria EE-2-2014. Actualmente Chiapas se encuentra en fase de contención, con una disminución gradual de casos y de hospitalizaciones de un 24.4 por ciento.

Hasta la fecha, en Chiapas no se han reportado muertes oficiales; sin embargo, asociaciones empresariales de Tapachula dieron a conocer al menos dos muertes de agremiados hospitalizados que adquirieron el virus.

El gobierno estatal y la Secretaría de Salud reportaron que se han invertido más de 59 millones de pesos para la prevención y control de la enfermedad.

En Veracruz las autoridades reportan un incremento (de 170 casos oficiales a 182), ubicándose en el cuarto lugar nacional en personas afectadas. 

La situación ya ha generado alerta en la zona centro del estado, en sus límites con Oaxaca, de acuerdo con el delegado de la sección 70 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Salud, Ignacio Alfaro. Advirtió que en los límites con Oaxaca, en Tezonapa, Veracruz, “no se están realizando trabajos de fumigación contra el mosco transmisor de la fiebre chikungunya y el dengue”.



[Dé clic sobre la imagen para ampliar]