Veda sanitaria para el consumo de productos bivalvos de La Paz

Elizabeth Alvarado Rodríguez, de COEPRIS, informó que se mantendrá la veda mientras no disminuyan los niveles permitidos de la toxina diarreica detectados en moluscos bivalvos de la zona

Baja California Sur

La Comisionada Estatal Para la Protección Contra Riesgos Sanitarios (COEPRIS), doctora Elizabeth Alvarado Rodríguez, informó que se mantiene veda sanitaria para la sustracción, comercialización y consumo de productos bivalvos del área Ojo de Liebre.

Señaló que se mantendrá la veda mientras no disminuyan los niveles permitidos de la toxina diarreica detectados en moluscos bivalvos de la zona sean superiores a los permitidos.

Alvarado Rodríguez, dijo que esta implementación de veda es una medida precautoria para cuidar la salud de la población y se da en atención a la petición girada por la Comisión Federal Para la Protección Contra Riesgos Sanitarios, solicitud fundamentada en el dictamen emitido por La Comisión de Control Analítico y Ampliación de Cobertura, con que cuenta esta instancia federal.

Explicó que la zona está siendo monitoreada y los muestreos son enviados a la ciudad de México, donde se someten a estudios de laboratorio, añadiendo que con base a los resultados obtenidos en la primera semana de mayo, se identificaron niveles de ácido Okadaico superiores a los permitidos.

Es por ello que se notificó directamente a los cosechadores, plantas procesadoras y comercializadores de moluscos bivalvos de la zona, que con fecha 9 de mayo se suspendía la extracción, comercialización y consumo de moluscos bivalvos de la zona Ojo de Liebre.

Dijo que la veda sanitaria "y será hasta que la propia Comisión de Control Analítico y Ampliación de Cobertura, informe que no exista presencia de ácido Okadaico o que los niveles se encuentran por debajo de lo permitido, para que procedamos a levantar la veda sanitaria".

Indicó que este fenómeno conocido como marea roja está afectando las costas de Baja California Sur y cuya mancha se ha extendido a puntos costeros de Sinaloa, Sonora, Jalisco y se estima que seguirá moviéndose por toda la costa mexicana, por lo que en otras zonas pesqueras del país, se ha ordenado también la veda sanitaria.