Variación de la temperatura, el origen de 'Ingrid' y 'Manuel'

El Premio Nobel de Química, Mario Molina insistió en la necesidad de emprender acciones para contrarrestar el problema que afecta al agro.
Tormentas y sequías son consecuencia del cambio de temperatura: Mario Molina.
Tormentas y sequías son consecuencia del cambio de temperatura: Mario Molina. (Especial )

Distrito Federal

Los recientes fenómenos naturales extremos que han ocurrido en el mundo, como las recientes lluvias en Guerrero son consecuencia de la variación de la temperatura en la tierra, por lo que es urgente emprender acciones drásticas para contrarrestar este problema, advirtió el Premio Nobel de Química, Mario Molina.

Al participar en el Universal Thinking Forum, el investigador aclaró que tanto las lluvias como las sequías, no es que haya más sino que son más intensas o de mayor duración, situación que es altamente preocupante para los estudiosos del clima.

Dijo que hasta hace algunos años, la comunidad científica era muy conservadora, pues la mitad decía que no había pruebas suficientes para conectar estos fenómenos extremos con el cambio climático.

Sin embargo, apuntó, en los últimos tres años hay muchos trabajos que documentan que eventos como el ocurrido recientemente en Guerrero, el alza de la temperatura de planeta, sí influyo en ellos, aunque no fue su causante.

"Ese evento pudo haber ocurrido con o sin cambio climático, pero ocurrió con mayor intensidad porque la temperatura del planeta ha aumentado; la física y la química lo explica con claridad", sostuvo el especialista.

Ante ello, consideró necesario emprender acciones drásticas, como bajar la cantidad de las emisiones a la mitad en algunas décadas, lo cual -reconoció- no será una tarea sencilla pues muchos de los gases provienen de la quema de combustibles fósiles.

No obstante, este problema se puede resolver si se comienza a usar tipos de energía alternativa, como la eólica, la solar, inclusive la nuclear, a pesar de las controversias que existen en torno a ella, puntualizó.