Van 10 días de huelga en la Universidad Autónoma de Yucatán

Autoridades de la máxima casa de estudios de la entidad ofreció a los trabajadores un incremento total del 5.6 % al 9.5 %, dependiendo de la antigüedad del trabajador.

Mérida

La huelga en la Universidad Autónoma de Yucatán llegó a su décimo día sin que se tenga visos de solución y sí, en cambio, se incrementaron las protestas estudiantiles y docentes, con severas críticas al nuevo rector, José de Jesús Williams.

Williams tomó posesión como rector apenas el 1 de enero, por lo que la huelga lo tomó apenas en el inicio de sus funciones.

La Junta Local de Conciliación y Arbitraje del Estado validó la huelga que sostienen trabajadores administrativos y manuales (del sindicato de la AUTAMUADY) de la casa de estudios. Se estima que esta huelga puede durar unos tres meses, lo que afectará el final del ciclo escolar 2014-2015.

Esto, ante la negativa a aceptar un incremento salarial de 3.4 por ciento, ya que, dijeron era menor incluso al 3.5 del año anterior.

Un día después, autoridades de la UADY establecieron que esta huelga era ilegal porque no todos los trabajadores estaban de acuerdo, empero un total de 708 de los 760 trabajadores agrupados en esta instancia sindical validaron la huelga.

El abogado general de la Universidad, Renán Ermilo Solís Sánchez, dijo que solicitaron a la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES) realice una mesa de diálogo entre los integrantes de esta agrupación, sindicatos y el gobierno federal, para evitar que una situación similar afecte a otra casa de estudios del país.

La primera propuesta de la UADY a sus trabajadores consistió en la homologación de la prestación de ayuda para transporte de 190 a 230 pesos, como la que reciben los académicos, y un incremento del 2.3 en vales de despensa, que equivale a 40 pesos, adicional al 4.2 por ciento que correspondía a esta cláusula por estar indexada al salario mínimo.

A esto se le sumaría el ofrecimiento inicial del incremento de un 3.4 por ciento que otorgaría el Gobierno federal.

Las autoridades sostienen que la UADY realizó un ofrecimiento al incremento de algunas prestaciones de los trabajadores que, sumado al aumento del 3.4 % al salario base y a las demás prestaciones, resulta en un incremento total que va del 5.6 % al 9.5 %, dependiendo de la antigüedad del trabajador.

La rectoría de la UADY dispuso sedes alternas para clases fuera de sus instalaciones tomadas por los trabajadores técnicos y manuales, pero la respuesta estudiantil ha sido escasa.

Por ejemplo, para mantener clases para alumnos de las preparatorias 1 y 2, se habilitaron aulas en las escuelas Conalep 1 y Cetis 112 como sedes alternas, pero con menor asistencia que la habitual a la sede oficial.