Fracasa Valle de las Palmas como nueva ciudad satélite de Tijuana

La nueva Política Nacional de Vivienda que excluye a los desarrollos fuera de la mancha urbana, una de las razones.
Valle de las Palmas.
Valle de las Palmas. (Milenio)

Tijuana

Pasan los años y Valle de las Palmas, la ciudad satélite proyectadacomo el "nuevo polo de desarrollo" de Tijuana y que para el 2030 albergaríaal 40 por ciento de la población creciente de esta frontera, está lejos deconvertirse en lo que se prometió.

Valle de las Palmas se ubica en el kilómetro 29 de lacarretera libre Tijuana-Tecate. Para llegar a este desarrollo habitacional hayque viajar casi una hora en vehículo, partiendo desde el centro deTijuana.  Alrededor, todo es carretera yterracería.

Ahí viven 5 mil familias en medio de la nada, sin serviciosde agua potable, electricidad o recolección de basura. Mucho menos hay escuelaso un hospital que atienda en caso de emergencias y los vecinos sólo cuentan conuna tienda de autoservicio cercana, para surtirse de víveres.

La historia de este fraccionamiento comenzó en el 2009,cuando Corporativo Geo "vendió" Valle de las Palmas como la ciudaddel futuro, pero a cinco años de distancia el fraccionamiento todavía no seentrega al Ayuntamiento de Tijuana y la empresa ha dejado de invertir en él.

"No cumplieron nada de lo que según salía en latelevisión entre comillas, que compren en la nueva ciudad satélite de Tijuana,es mentira, yo no sé cómo Infonavit estuvo dando crédito para que compráramosaquí", expresó Ricardo Serrano, vecino de Valle de las Palmas.

Eduardo Contreras Loera, subdirector de Control UrbanoMunicipal, explicó que en los últimos días requirieron a tres desarrolladoras habitacionales para conocer el estatus de al menos 14 nuevosfraccionamientos que no han sido entregados a jurisdicción municipal.

Una de ellas es Geo, pero Valle de las Palmas no está dentrode la lista.

"Ahí en Valle de las Palmas están dos desarrolladoras,Urbi y Geo, ya las mandamos llamar pero todavía están en proceso deurbanización, no nos han pedido la entrega-recepción porque deben cumplir conel porcentaje de ocupación y edificación... todavía no lo tienen", aseguróContreras.

Pero mientras los residentes de Valle de las Palmasemprenden manifestaciones por la falta de agua potable, recolección de basura ytransporte público, hay otras visiones más optimistas.

El ex presidente de la Cámara Nacional de la Industria deDesarrollo y Promoción de la Vivienda (Canadevi) en Tijuana, Roberto Anda,rechazó que sea un proyecto en abandono y por el contrario, que cuenta contodos los servicios para vivir cómodamente.

"Claro que el inversionista entró en problemas y bajósu velocidad de producción pero va a tener que volver a repuntar la zona,porque ya tiene todo", insistió.

Tiro de gracia

El Plan Estratégico Metropolitano que realizaron iniciativaprivada, gobierno estatal y Ayuntamiento de Tijuana desde hace seis y tresaños, contemplaba entre sus prioridades el desarrollo de Valle de las Palmas,pero fijaron como plazo hasta el 2034.

Las administraciones locales cambiaron en el 2013 y a laurbanización de esta "pequeña ciudad" se le suma otro factor encontra: la Política Nacional de Vivienda promovida por Enrique Peña Nietodemanda una vivienda digna, de al menos 38 metros cuadrados, dos recámaras ydentro de la mancha urbana.

Estos requerimientos dejan fuera a Valle de las Palmas, quepareciera cada vez más lejano del corazón comercial, industrial y residencialde Tijuana.

Un ejemplo de esta desaceleración lo da Raúl Valenzuela,jefe de producción de Geo Alpha, una empresa dedicada a la manufactura de casaspara Geo, ubicada precisamente en Valle de las Palmas.

Esta empresa cerró operaciones desde agosto del 2013 y deacuerdo a Raúl Valenzuela, este cambio de políticas augura más cierres como elque hoy enfrentan. Lo mismo, casas abandonadas y personas sin posibilidad de unhogar propio.

Mientras, los de Valle de las Palmas han optado por dejarsus casas e irse a rentar a otro lugar, en el centro de la ciudad.


Pasan los años y Valle de las Palmas, la ciudad satélite
proyectada como el "nuevo polo de desarrollo" de Tijuana y que para el 2030
albergaría al 40 por ciento de la población creciente de esta frontera, está
lejos de convertirse en lo que se prometió.



Valle de las Palmas se ubica en el kilómetro 29 de la carretera libre
Tijuana-Tecate. Para llegar a este desarrollo habitacional hay que viajar
casi una hora en vehículo, partiendo desde el centro de Tijuana.  Alrededor,
todo es carretera y terracería.



Ahí viven 5 mil familias en medio de la nada, sin servicios de agua potable,
electricidad o recolección de basura. Mucho menos hay escuelas o un hospital
que atienda en caso de emergencias y los vecinos sólo cuentan con una tienda
de autoservicio cercana, para surtirse de víveres.



La historia de este fraccionamiento comenzó en el 2009, cuando Corporativo
Geo "vendió" Valle de las Palmas como la ciudad del futuro, pero a cinco
años de distancia el fraccionamiento todavía no se entrega al Ayuntamiento
de Tijuana y la empresa ha dejado de invertir en él.



"No cumplieron nada de lo que según salía en la televisión entre comillas,
que compren en la nueva ciudad satélite de Tijuana, es mentira, yo no sé
cómo Infonavit estuvo dando crédito para que compráramos aquí", expresó
Ricardo Serrano, vecino de Valle de las Palmas.



Eduardo Contreras Loera, subdirector de Control Urbano Municipal, explicó
que en los últimos días requirieron a tres desarrolladoras habitacionales
para conocer el estatus de al menos 14 nuevos fraccionamientos que no han
sido entregados a  jurisdicción municipal.



Una de ellas es Geo, pero Valle de las Palmas no está dentro de la lista.



"Ahí en Valle de las Palmas están dos desarrolladoras, Urbi y Geo, ya las
mandamos llamar pero todavía están en proceso de urbanización, no nos han
pedido la entrega-recepción porque deben cumplir con el porcentaje de
ocupación y edificación... todavía no lo tienen", aseguró Contreras.



Pero mientras los residentes de Valle de las Palmas emprenden
manifestaciones por la falta de agua potable, recolección de basura y
transporte público, hay otras visiones más optimistas.



El ex presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y
Promoción de la Vivienda (Canadevi) en Tijuana, Roberto Anda, rechazó que
sea un proyecto en abandono y por el contrario, que cuenta con todos los
servicios para vivir cómodamente.



"Claro que el inversionista entró en problemas y bajó su velocidad de
producción pero va a tener que volver a repuntar la zona, porque ya tiene
todo", insistió.



Tiro de gracia
El Plan Estratégico Metropolitano que realizaron iniciativa privada,
gobierno estatal y Ayuntamiento de Tijuana desde hace seis y tres años,
contemplaba entre sus prioridades el desarrollo de Valle de las Palmas, pero
fijaron como plazo hasta el 2034.



Las administraciones locales cambiaron en el 2013 y a la urbanización de
esta "pequeña ciudad" se le suma otro factor en contra: la Política Nacional
de Vivienda promovida por Enrique Peña Nieto demanda una vivienda digna, de
al menos 38 metros cuadrados, dos recámaras y dentro de la mancha urbana.



Estos requerimientos dejan fuera a Valle de las Palmas, que pareciera cada
vez más lejano del corazón comercial, industrial y residencial de Tijuana.

Un ejemplo de esta desaceleración lo da Raúl Valenzuela, jefe de producción
de Geo Alpha, una empresa dedicada a la manufactura de casas para Geo,
ubicada precisamente en Valle de las Palmas. 



Esta empresa cerró operaciones desde agosto del 2013 y de acuerdo a Raúl
Valenzuela, este cambio de políticas augura más cierres como el que hoy
enfrentan. Lo mismo, casas abandonadas y personas sin posibilidad de un
hogar propio.

Mientras, los de Valle de las Palmas han optado por dejar sus casas e irse a
rentar a otro lugar, en el centro de la ciudad.