La Universidad de Sonora no será rehén de caprichos: rector

En el primer día de huelga, aún no hay agenda para el montaje de la mesa de negociación.
Heriberto Grijalva Monteverde, rector de la Universidad de Sonora
El rector de la Universidad de Sonora, aseguró que la institución no será rehén de caprichos. (Felipe Larios Gaxiola)

Hermosillo

En el primer día de huelga,  Heriberto Grijalva Monteverde, rector de la Universidad de Sonora, advirtió que la institución no será rehén de caprichos y pidió al sindicato que mantiene la huelga a reconsiderar su postura que mantiene fuera de las aulas a unos 42 estudiantes y maestros.

La huelga que estalló el viernes a las 17:00 (hora local) debido, de acuerdo a la versión sindical, a que las autoridades universitarias no se sentaron a negociar, ni respondieron a una sola de las demandas de la organización de trabajadoras.

El rector lamentó la decisión gremial de estallar la huelga e hizo un llamado al Sindicato de Trabajadores y Empleados (Steus) a reconsiderar su postura ante la paralización de actividades y abrir las puertas de la institución en el menor tiempo posible.

Pero hasta ahora ni el sindicato de las autoridades universitarias hay establecidos agenda ni fecha para montar la mesa de negociación.

“No es con presiones como se lograrán los acuerdos que la institución requiere, sino en la mesa de negociaciones; negociar no significa aceptar lo que no es. No es una violación al Contrato Colectivo de  Trabajo  no pagar un día que no se labora de manera injustificada”, refirió el Rector.

Grijalva Monteverde recordó que la huelga afecta a 42 mil estudiantes de licenciatura, posgrado, academias de artes, y lenguas extranjeras.

Exhortó a la base trabajadora a sentarse a dialogar las supuestas violaciones del Contrato Colectivo de Trabajo (CCT), y si el Steus cree que tiene la razón legal, que pidan un arbitraje, pero si piensan que con una huelga van a presionar para que paguemos el día no laborado, no será así.

Grijalva Monteverde refrendó el compromiso de la institución de formar a los hijos de los sonorenses como los mejores profesionistas de la entidad; pero, además, también tiene la de responsabilidad de cuidar los recursos que recibe, y que provienen de los impuestos de los sonorenses, indicó.

La Universidad recibe recursos económicos de los sonorenses con cada pago de servicios al Estado, y esa es una parte importante para su mantenimiento.

"Y no entraremos en la ilegalidad para resolver algo por que después se revierte”; tenemos obligación de cuidar esos recursos públicos, aseveró.

Recordó que los argumentos del Steus para cerrar la Universidad son que la administración universitaria decidió no pagar el día 13 de noviembre de 2013, en respuesta al paro de labores injustificado que efectuó el sindicato.

Por otro lado, la administración universitaria invirtió alrededor de 3 millones de pesos en el mejoramiento de la Dirección de Servicios Escolares y brindar así un mejor servicio a los estudiantes; sin embargo, el Steus se niega a que las trabajadoras cambien su espacio de trabajo, lo que ha impedido concretar esta acción de beneficio directo a los estudiantes universitarios.

“Tenemos una Universidad de gran calidad, de las mejores ubicadas en el país, y el ‘pero’ que pone cada padre, estudiante y la sociedad es que hay muchas huelgas, paros de labores y cierres. Tenemos que terminar con eso”, puntualizó.