Parte hacia el DF caravana de la UPOEG

Campesinos, empresarios, indígenas y autodefensas salieron de Chilpancingo con dirección a la Ciudad de México para hacer sus peticiones al Congreso de la Unión y la Secretaría de Gobernación.

Chilpancingo

Representantes de organizaciones empresariales, indígenas, campesinas, textileros, damnificados por las lluvias, estudiantes rechazados y líderes de movimientos de autodefensa iniciaron una caravana hacia la Ciudad de México; pedirán al Congreso de la Unión y la Secretaría de Gobernación (SEGOB) programas para detonar desarrollo social, seguridad pública y la liberación de los presos políticos. 

Aunque la iniciativa inicial surgió en la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG) desde hace varios meses, la mañana del domingo 3 de agosto, el dirigente de dicha agrupación, Bruno Placido Valerio reconoció que la movilización ya tenía la tutela de grupos que hasta hace unas semanas mantenían posiciones encontradas.

En la explanada del Congreso local, en el lado sur de Chilpancingo  llegaron representantes del Consejo Supremo de Pueblos del Filo Mayor (CSPFM), que desde hace más de 20 años demanda que la sierra se constituya en la octava región económica de la entidad.

Pasaban lista los integrantes de la Unión Nacional de Organizaciones Regionales Campesinas (UNORCA), del Consejo Agrario Permanente (CAP), del Foro Permanente de Organizaciones Sociales y Campesinas (FPOSC), del Consejo Regional de la Sierra de Guerrero (CRESIG) y del Frente de Defensa Popular (FDP), que incorpora más de 500 familias damnificadas por la tormenta tropical Manuel.

Aunque formaron parte de la logística, los coordinadores del Sistema de Seguridad Ciudadana (SSC) que auspicia la UPOEG no portaron armas ni uniformes.

A la Caravana por la Paz, la Seguridad y el Desarrollo se sumaron estudiantes rechazados de la Universidad Autónoma de Guerrero (UAGro), quienes pidieron que la federación incremente la partida presupuestal que destina para la institución, para efecto de que ya no haya más alumnos que se queden al margen de la misma.

Verdadero desarrollo social

Antes de partir, los integrantes de la caravana realizaron un mitin en la explanada del Congreso local, en él, los dirigentes del CAP señalaron que el gobierno federal mantiene una deuda histórica con la entidad, pues hasta el momento no se ha cumplido el anhelo de tener soberanía alimentaria ni justicia social, pese al aporte que se ha dado en el contexto nacional.

Antonio Colín, del Foro Permanente de Organizaciones, señaló que Guerrero necesita que los 14 mil millones de pesos que se etiquetan para el campo lleguen a donde se les necesita, que no se queden más en manos de unos cuantos acaparadores.

“Hoy estamos reclamando que los tres niveles de gobierno hagan un solo plan de desarrollo; que dignifique a los guerrerenses y que genere infraestructura para cambiar los programas electoreros que solamente tienen cautiva a la población”, refirió.

Víctor Martínez Toledo, a nombre del sector empresarial de la ciudad, manifestó la preocupación que hay en Guerrero a partir de los errores que se cometen en materia de recaudación de impuestos, pues se cobra más a los que menos tienen, mientras que los ciudadanos que concentran el mayor capital del país permanecen intocables.

Aunado a los golpes que se aplican en materia fiscal, dijo que se tiene un problema muy serio en materia de seguridad pública, pues a pesar de que se plantea la implementación del mando único policial, sus resultados son muy pobres y los secuestros; asaltos y extorsiones prevalecen.

Demetrio Santiago Torres, de la Fundación Progreso, sostuvo que la caravana que llegará este lunes al DF, planteará ante el Congreso de la Unión la necesidad de que se reconozca a las comunidades como el cuarto orden de gobierno, lo que contribuirá en mucho a generar desarrollo.

“Ustedes han visto, que en muchas comunidades es el pueblo el que garantiza seguridad, pese a que se trata de una función de Estado; ahí donde se genera vacío de poder, las comunidades asumen sus funciones y por esa razón debemos modificar el estado de cosas”, apuntó.

Planteó la remunicipalización de Guerrero, en donde hay por lo menos 60 solicitudes para la creación de nuevas demarcaciones, lo que ayudará en mucho a superar rezagos que hasta el momento no se han atendido con eficacia.

Rigoberto Acosta, dirigente del CRESIG manifestó que la intención de la marcha es generar condiciones de armonía, de paz pero también de desarrollo.

Por eso insistió en la necesidad de que la sierra sea reconocida como la octava región económica, ya que se trata de un planteamiento que tiene más de 20 años.

En el tema de la seguridad pública destacó: “Queremos generar condiciones de armonía y paz, para poder seguir viviendo y trabajando en Guerrero, no importa si se trata dela Montaña, la sierra o las costas, queremos paz y trabajar en la actividad comercial libremente; sin pagar cuotas, pisos ni derechos de vía”.

Libertad para los presos políticos

 

Bruno Placido Valerio, dirigente de la UPOEG anticipó que pedirán la liberación de los presos políticos de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias (CRAC), así como los integrantes de organizaciones sociales que no han cometido delitos que justifiquen su permanencia en cárceles de máxima seguridad.

Recordó  que Armando Patrón Jiménez, síndico de Olinalá fue sorprendido robando ganado y detenido por ello, sin embargo ahora está libre, sigue siendo síndico y la mujer que lo increpó, Nestora Salgado García permanece presa e incomunicada.

Placido Valerio indicó que en Guerrero la gente está en la dinámica de seguir siendo como es, pero de ninguna manera permanecer viviendo como hasta ahora, pues de acuerdo a su perspectiva, la población es víctima de una delincuencia generada desde el estado.

“¿Quién gana en la inseguridad? porque para nosotros es un problema la inseguridad, sin embargo para otros es un negocio”, señaló el dirigente.

Llamó a romper con la apatía en la población, pues mientras esta no se rompa  no habrá democracia participativa y con ello el Estado no cambiará su forma de proceder.