Para UABJO 12 horas; amenaza con huelga el 1 de febrero

El sindicato universitario exige al rector de la máxima casa de estudios de Oaxaca solución al pliego petitorio, pues solo el 10 por ciento de sus demandas han avanzado.

Oaxaca

El Sindicato de Trabajadores y Empleados de la Universidad Autónoma "Benito Juárez" de Oaxaca (Steuabjo) realizó un nuevo paro de 12 horas para exigir al rector Eduardo Martínez Helmes solución a su pliego petitorio, amagando con estallar la huelga en dicha institución el próximo 1 de febrero.

Andrés Rodríguez López, presidente del Comité de Huelga del Steuabjo, informó que al momento existe solo un avance del 10 por ciento en sus demandas, por ello aseguró que es inminente que estalle la huelga el próximo 1 de febrero.

Mencionó que entre las principales demandas expuestas en su pliego petitorio se encuentra desde la cancelación de contrato a 300 personas que desempeñan labores propias de los miembros del sindicato, la inclusión y etiquetado de la bolsa económica de calidad y eficiencia al subsidio irreductible de la UABJO, así como la regularización de 400 trabajadores eventuales.

Además la entrega de un autobús, la remodelación del edificio sindical y la entrega de clave para una guardería.

La toma de las instalaciones de la UABJO impidió que unos 25 mil alumnos de preparatorias y facultades ingresaran a sus aulas.

El paro de labores también permanece en las instituciones educativas de Huajuapan de León, Istmo de Tehuantepec así como en la región de la Costa.

Los inconformes han anunciado que en los próximos días radicalizaran sus movilizaciones, no descartando realizar un cierre de calles y cruceros estratégicos en las próximas semanas para exigir respuestas a sus reclamos.

En tanto, el rector Eduardo Martínez Helmes, afirmó que se busca encauzar las exigencias de los inconformes pero argumento estar acotado por no contar con los recursos suficientes para cubrir las peticiones.

Mencionó que ha pedido el apoyo del gobierno estatal para lograr acercarse de más recursos pero ha sido imposible, precisando que se está en espera de lo que puedan lograr algunos diputados federales que han hecho causa con las necesidades que padece la universidad para lograr que la federación autorice recursos emergentes para salvar la crisis financiera que padece la máxima casa de estudios de Oaxaca.