Trasladan al DF a sexagenario lesionado tras incendio en asilo

Germán Ramón Pavón Montes presenta quemaduras de segundo y tercer grado en el 70% de su cuerpo por lo que fue trasladado al Centro Nacional de Investigación y Atención a Quemados, en la Ciudad de ...

Mexicali

Debido a la gravedad del estado de salud de Germán Ramón Pavón Montes, de 60 años de edad, quien presenta quemaduras de segundo y tercer grado en el 70 por ciento de su cuerpo fue trasladado al Centro Nacional de Investigación y Atención a Quemados (Ceniaq), en la Ciudad de México para su atención médica.

Pavón Montes, es uno de los cuatro adultos mayores que resultaron lesionados en el incendio que se suscitó en el asilo de ancianos "Hermoso Atardecer", la madrugada del 23 de junio.

Pavón Montes, fue trasladado del Hospital General de Mexicali a la capital del país abordo de una ambulancia al Aeropuerto Internacional de la capital del Estado de Baja California, donde ya lo esperaba un avión ambulancia de la Secretaria de Marina para llevarlo a la capital del país, la tarde-noche del jueves 25 de junio.

Durante el viaje a la Ciudad de México, Ramón Pavón Montes, fue acompañado por el doctor Francisco López Parra, Médico Urgenciologo y Jefe del Curso de Emergencias Médicas del Hospital General de Mexicali, así como por un médico y una enfermera de la Marina.

Para que el traslado el paciente no sufriera ningún contratiempo en cuanto a su estado de salud fue cubierto con una manta de aluminio para mantener la temperatura, se contó con tres bombas de infusión, medicamentos, ventilación mecánica asistida, ventilador volumétrico, monitor de signos vitales con oximetría de pulso, herramientas médicas proporcionadas por el Hospital General de Mexicali.

Cabe destacar que la aeronave cuenta con servicios para terapia intensiva, cabina presurizada, entre otros implementos médicos necesarios que permiten la rápida atención del paciente que es trasladado en ese tipo de aviones ambulancia.

Los gastos de traslado, el hospedaje, Hospital General, los pagará el Gobierno del Estado de Baja California, mientras que los costos médicos que se generen en el Ceniaq, los absorberá la Secretaría de Salud Federal.