Trasladan a reclusos indígenas al penal de Guachochi

El gobernador del estado dijo que este centro penitenciario es para todas las etnias con el propósito es que "tengan una mejor defensa jurídica, y que no sean objeto de maltrato.

Chihuahua

Con el fin de garantizar los derechos de los reos indígenas que se encontraban en diversos penales de Chihuahua, agentes de la Fiscalía Especializada en Ejecución de Penas y Medidas Judiciales (FEEPMJ) trasladaron a 184 reclusos al Centro de Rehabilitación Social de Guachochi, único penal en el país para indígenas.

El gobernador César Duarte Jáquez, al ordenar el traslado de los reos a dicho penal, dijo que éste fue rehabilitado para que los reos de todas las etnias, "tengan una mejor defensa jurídica, y que no sean objeto de maltrato, que por las razones sociales o culturales los llevan a sufrir, lo cual no se debe de tolerar", anotó.

En este sentido, se informó que los oficiales de la FEEPMJ trasladaron a los 184 reos -pertenecientes a diversas etnias- al Centro de Rehabilitación Social de Guachochi, luego de que compurgaban sus condenas en diversos penales de la entidad.

"El operativo de traslado comenzó en punto de las 2:00 de la mañana en los diversos centros penitenciarios del estado y concluyó de manera exitosa y sin contratiempos a las 15:30 horas de este sábado", indicó la Fiscalía General del Estado (FGE).

Durante estas acciones se utilizaron cinco autobuses foráneos, así como más de 15 unidades oficiales, con más de 40 elementos de la Fiscalía Especializada en Ejecución de Penas y Medidas Judiciales (FEEPMJ), perteneciente a la FGE.

Cabe destacar que el pasado 30 de octubre, Duarte, tras reunirse con 15 sacerdotes de la sierra tarahumara, encabezados por el obispo de la región, Rafael Sandoval, decidió convertir la cárcel municipal en un penal exclusivo para reos indígenas.

En su gira de trabajo por ese municipio, el mandatario dijo que con este proyecto, el gobierno local tendrá un ahorro considerable al no tener que destinar recursos a la cárcel municipal, lo que le permitirá invertir más recursos en obra pública.

"Remodelaremos el penal que se convertirá en el Cereso Estatal de Guachochi: será cómodo, con orden y con disciplina, para que garantice la integridad de los internos, además de que será el único penal donde serán recluidos sólo indígenas", señaló.

Duarte Jáquez explicó que en ese penal, los indígenas tendrán la posibilidad de que sus costumbres y tradiciones sean respetadas, ya que contarán con abogados y personal que hablarán su idioma para que verdaderamente exista la posibilidad de una readaptación social, expresó.