Transportistas bloquean principales avenidas de Oaxaca

Los empresarios de ese rubro, quienes exigen subir la tarifa del pasaje a 7 pesos, instalaron barricadas en cinco cruceros estratégicos y el centro histórico de la ciudad.

Oaxaca

Empresarios del transporte público concesionado, radicalizaron sus protestas instalando bloqueos y barricadas en cinco cruceros estratégicos además de cercar el Centro Histórico de la Ciudad de Oaxaca, para exigir al gobierno de Gabino Cué se eleve de seis a siete pesos la tarifa.

Con 900 unidades los concesionarios empezaron a cerrar cinco cruceros estratégicos de la ciudad entre ellos el de la avenida Periférico y la calle 20 de Noviembre, el que se localiza en el Crucero del Parque del Amor, y el crucero de FONAPAS.

De la carretera Panamericana y el boulevard José Vasconcelos, además del localizado en la carretera federal Federal Oaxaca-México a la altura del Mercado Zonal.

Así también cercaron unas 20 calles del Centro Histórico de la Ciudad de Oaxaca, exigiendo una audiencia con el gobernador Gabino Cué.

La representante de los transportista, Alejandra Gómez Candiani, presidenta del Consejo de Administración de la empresa "Chóferes del Sur", dijo que había un acuerdo de palabra de elevar el precio de la tarifa este 1 de abril, que incumplió el secretario de Vialidad y Transporte (SEVITRA) Carlos Moreno Alcántara.

Dijo que en el acuerdo el funcionario se había comprometido a publicar la nueva tarifa en el Diario Oficial, situación que no cumplió, por lo que hoy los transportistas exigen el cese y renuncia del funcionario estatal, demandando se cumpla el pacto convenido.

Argumentó que el incremento en la tarifa es necesario, porque han sufrido de pérdidas económicas considerables luego del secuestro de sus unidades en cada toma y bloqueo de calles en la ciudad por organizaciones sociales como por profesores de la sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) y estudiantes normalistas.

Además han enfrentado el alza de combustible y las refacciones y han adquirido créditos para mejorar sus unidades.

En tanto autoridades estatales instalaron una mesa de diálogo con los inconformes para encauzar sus demandas.

El pasado 1 de abril, conductores de camiones de las empresas de transporte público concesionado en la Ciudad de Oaxaca comenzaron a cobrar siete pesos el pasaje, lo que motivo la reacción del gobierno que desautorizó la medida y monto operativo para detener a los infractores retirando de los camiones las calcomanías que exhibían el aumento a siete pesos.

Autoridades gubernamentales dijeron que las empresas no cumplieron con los acuerdos convenidos que versan en la mejora y modernización de la totalidad de sus unidades y no han acatado con el plan de capacitación y certificación de los operadores de las unidades.

Tampoco han sacado unas 400 unidades de la circulación que son consideradas "chatarras".

Además, no se ha entregado el estudio socioeconómico completo que justifique el alza y no han mostrado voluntad para avanzar en el esquema de operación del metrobús.

Las empresas transporte que se encuentran en paro general en la Ciudad de Oaxaca son Chóferes del Sur, Sertexa, Transporte Urbanos y Suburbanos Guelatao (Tusug) y Urbanos de Oaxaca.

El bloqueo y paralización de labores de los transportistas concesionados generó pérdidas incuantificables en perjuicio de unos 100 mil personas que transita en la zona urbana y semiurbana.

La iniciativa privada y los prestadores de servicio criticaron que el paro del transporte y toma de la ciudad haya ocurrido en plena temporada vacacional.

El líder de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera (Canirac) Onésimo Bravo, afirmó que el poco turismo que recorría los distintos puntos de interés en la ciudad huyó espantado luego del bloqueo de calles por parte de los camioneros.