Transportistas “toman” ciudad de San Cristóbal

Protestan por el aumento de taxis “pirata” en Tuxtla Gutiérrez. Indígenas arriban a edificio de oficinas públicas y privadas, pero se desconocen sus demandas.   
Transportistas de San Cristóbal acusan a la Secretaría del Transporte de Chiapas de incumplir el compromiso de aplicar la ley y evitar la proliferación de vehículos de pasaje irregulares.
Transportistas de San Cristóbal acusan a la Secretaría del Transporte de Chiapas de incumplir el compromiso de aplicar la ley y evitar la proliferación de vehículos de pasaje irregulares. (Hermes Chávez)

Chiapas

Mientras transportistas en municipio colonial de San Cristóbal de las Casas, Chiapas, mantienen tomada la ciudad en protesta por el incremento de taxis "piratas", en Tuxtla Gutiérrez, capital del estado, indígenas causan pánico en la Torre Chiapas, edificio que alberga oficinas públicas y privadas sin que se conozcan sus demandas.

Desde la noche de este lunes, los transportistas de San Cristóbal advirtieron que paralizarían la ciudad ante la falta de respuesta de la Secretaría de Transporte del estado, que según aseguran los trabajadores del volante formal, han permitido la proliferación de vehículos de pasaje irregulares.

Argumentan que desde el pasado día 10 del mes en curso entablaron pláticas con representantes de dicha dependencia, quienes aseguraron que efectuarían un operativo programado para este 14, sin embargo no cumplieron el compromiso de aplicar la ley.

Las reuniones con las autoridades del estado tuvieron su origen con los actos de violencia por la pugna de transportistas "piratas" contra los concesionados, quienes han quemado y secuestrado unidades.

Este martes, el transporte organizado cumplió su promesa de ejercer presión ante la apatía de la Secretaría de Transporte cerrando accesos y calles en toda la ciudad, no sin antes pedir disculpas anticipadas a los sancristobalenses.

En tanto, un grupo de alrededor de 80 indígenas procedentes del municipio de Mitontic, quienes portan piedras y palos, causaron pánico al presentarse a la Torre Chiapas, ubicada en Tuxtla Gutiérrez, sin que hasta el momento se conozcan sus demandas.

Desde el interior del edificio de 22 pisos trascendió que el suministro eléctrico fue cortado y se cerraron las puertas de las escaleras para impedir que los indígenas, quienes mantienen una postura hostil, accedan a los pisos superiores.

Se sabe que los indígenas intentan llegar hasta las oficinas de la Secretaría de Hacienda al parecer para exigir la realización de un proyecto pendiente de un tramo carretero.