Toman o productores del Valle oficinas de la Conagua

Protestan por el fraude en el proyecto de entubamiento de dos unidades de riego para modernizar los sistemas de producción, que permanecen inconclusas y perjudica a más de 500 familias.
Productores llevan cuatro años esperando que la autoridad cumpla con la construcción de dos unidades de riego en la zona del Valle para modernizar los sistemas de producción.
Productores llevan cuatro años esperando que la autoridad cumpla con la construcción de dos unidades de riego en la zona del Valle para modernizar los sistemas de producción. (Rogelio Agustín Esteban)

Chilpancingo

Productores del campo tomaron la delegación de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), a partir del fraude cometido en dos unidades de riego que operarían en la zona del Valle, las que al no entrar en operación perjudican a más de 500 familias.

La mañana del miércoles 15 de abril, representantes de las unidades de riego "Fernando Galicia Islas y "Ocotito" se plantaron en la puerta principal del edificio que ocupa la Conagua en Chilpancingo, a la altura de la colonia burócratas.

Rodrigo Cortés Vivar, explicó que su problema consiste en el fraude que se cometió en el supuesto entubamiento de las unidades de riego, pues se presentaron como proyectos para modernizar los sistemas de producción y hasta el momento permanecen inconclusas, inoperantes.

Explicó que son cuatro años que los productores han esperado que la autoridad cumpla con la realización de la obra, pero a pesar de que se piden explicaciones, no hay en la dependencia federal disposición para informarles que pasa con lo proyectado.

Indicó que son 500 familias, todas ellas productoras de maíz, sorgo, Jamaica y hortalizas, las que están desesperadas por la poca disposición que la Comisión Nacional tiene para terminar con el entubamiento de los canales de riego.

Artemio Bautista Castañón, representante de los productores de El Rincón, Cajelitos y Buena Vista, lamentó que solo con presión social, los funcionarios de la Conagua se digan dispuestos a dialogar, ya que a casi cinco años se han negado a dar a conocer cual es el monto de la inversión destinada para la modernización de los canales, lo que implica callar ante posibles casos de corrupción.