Toman egresados de la normal caseta de la Autopista del Sol

Se apoderan de la caseta de palo Blanco. Logran reunión con Luis Enrique Miranda Sánchez, subsecretario de Asuntos Políticos de la Segob para el 2 de junio.
Mandos de la Policía Federal se acercaron para dialogar con los líderes del grupo de normaistas y les solicitaron que liberaran la caseta.
Mandos de la Policía Federal se acercaron para dialogar con los líderes del grupo de normaistas y les solicitaron que liberaran la caseta. (Rogelio Agustín)

Chilpancingo

Egresados de las nueve normales públicas del estado tomaron durante cuatro horas la Autopista del Sol para exigir una reunión de carácter resolutivo con Luis Enrique Miranda Sánchez, subsecretario de Asuntos Políticos de la Secretaría de Gobernación (SEGOB).

Incorporados al Frente Único de Normales Públicas del Estado de Guerrero (FUNPEG), al menos 120 jóvenes cubiertos del rostro, la mayoría mujeres, llegaron a la caseta de Palo Blanco y se apoderaron de los módulos de cobro.

Permitieron el paso libre de los vehículos y se dispusieron a repartir volantes en los que informaban la razón por la que estaban en el sitio.

Dijeron que estaban para reclamar la presentación con vida de los 43 desaparecidos de la Normal Rural de Ayotzinapa, también la entrega de plazas docentes para los egresados de las siete regiones.

La manifestación provocó el arribo de personal de la Policía Federal (PF) habilitado con equipo antimotin, cuyos mandos se acercaron para dialogar con los líderes y pedir que liberaran la caseta.

Los egresados pidieron la presencia de funcionarios del gobierno estatal y federal, con la i intención de gestionar una reunión de carácter resolutivo en la Segob.

Se pactó en primer lugar que la reunión sería con el subsecretario de Gobierno Luis Enrique Miranda, pero surgió un desacuerdo cuando se planteó que el encuentro se desarrollaría el miércoles 10 de junio.

Los inconformes pidieron que la reunión se desarrollara antes de los comicios.

Durante más de dos horas hubo un jaloneo entre mandos de la PF, representantes del Gobierno federal y del estado, por lo que llegó a manejarse la posibilidad de un desalojo con la policía antimotines.

Casi a las 16:00 horas, los enviados del gobierno programaron la reunión con la SEGOB para el 2 de junio, lo que propicio la distensión entre las partes.

Antes de las 16:30 horas los normalistas del FUNPEG se retiraron de la carretera y los federales hicieron lo propio, lo que propició que la circulación se normalizara en la autopista.