Toman alcaldes sede de Finanzas de Michoacán

Con vehículos bloquearon la avenida Ventura Puente, además de la carretera Morelia-Pátzcuaro en protestan porque el gobierno estatal no liberó los más de 30 mdp de participaciones estatales.

Morelia

Una veintena de alcaldes priístas tomaron la sede de la Secretaría de Finanzas y Administración de Michoacán en protesta porque el gobierno estatal no liberó las participaciones estatales, cuyo monto fue estimado en más de 30 millones de pesos.

Las protestas de las municiones también incluyeron el bloqueo de la avenida Ventura Puente, una de las más transitadas en la capital michoacana, donde apostaron sus vehículos.

Humberto García, alcalde de Huiramba y vocero del movimiento, informó que las acciones incluyeron el bloqueo de la carretera Morelia-Pátzcuaro, donde habitantes de ese municipio se inconformaron por la falta de pago al ayuntamiento.

De acuerdo a la información, la administración de Salvador Jara Guerrero mantiene la sequía a los municipios desde que estos fueron relevados el pasado primero de septiembre.

"Ya cumplimos dos quincenas que no podemos pagarles a los empleados municipales y nosotros ya comenzamos a tener protestas en nuestros municipios. Pero no sólo eso, también tenemos parado el parque vehicular por falta de gasolina y se dificultan las tareas de seguridad. No hemos podido arrancar del todo por la falta de recursos", acusó Humberto García.

Las acciones fueron encebadas por el diputado cenecista, Roberto Carlos López, quien pidió al ejecutivo estatal finiquitar la totalidad de los adeudos antes de que concluya su mandato, proyectado para este miércoles.

Fue hasta el mediodía cuando funcionarios de la Secretaria de Finanzas ofrecieron la liberación del 50 por ciento de los recursos a cambio de que se liberara la avenida y los accesos a la dependencia.

Antes, los alcaldes entraron a la fuerza a la sede financiera, pese a que existía un cinturón conformado por cerca de 20 elementos del Grupo de Operaciones Especiales.

Uno de los mandos advirtió que los vehículos de los munícipes serían levantados con grúas, pero sólo quedó en amago.