Toman muestras de la zona de Arroyo Moreno, Veracruz

Diputados del PVEM recorrieron parte de la zona protegida, donde encontraron decenas de viviendas irregulares asentadas en la zona; restos de casas que se han ido haciendo en el lugar.

Veracruz

Diputados federales, locales y dirigentes de Partido Verde Ecologista, tomaron muestras de las descargas de aguas negras que salen del drenaje "pluvial" y drenajes de viviendas en Boca del Río y que son vertidos al Arroyo Moreno, Zona Natural Protegida en el estado.

Los legisladores presentaron además denuncia en la Procuraduría del Medio Ambiente, en contra quienes resulten responsables por el ecocidio que ha propiciado la desaparición de casi la mitad del manglar, debido a la contaminación, y el crecimiento de la mancha urbana.

Los diputados federales Arturo Álvarez Angli, Alma Arzaluz Alonso y Javier Herrera Borunda, junto con diputados locales del PVEM, explicaron que en la agenda del Partido Verde atiende el reclamo social por los embates a la naturaleza.

De acuerdo a la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio) de 470 hectáreas del manglar que había años atrás en Boca del Río, hoy solo quedan 240 hectáreas que sufren la devastación, la invasión hormiga, la construcción de fraccionamientos y desarrollos habitacionales, el vertido de lixiviados y aguas crudas.

Cuestionados sobre si la denuncia se da por haber elecciones en proceso, los legisladores recordaron que estarán en prácticamente todos los estados del país haya o no elecciones, pues se trata de atender problemas y hacer conciencia de que si no se toman medidas de solución efectiva, las próximas generaciones pagarán las consecuencias de la irresponsabilidad.

"Si no hacemos conciencia de que por ganar unos centavos con un desarrollo habitacional se pone en riesgo a la naturaleza y a la población, después será tarde", señaló el diputado federal Javier Herrera.

Recordó que en Veracruz hay elecciones prácticamente todos los años y no pueden esperar a que no haya proceso electoral para tomar cartas en el asunto.

Por su parte Arturo Álvarez Angli recordó que los humedales, los manglares están siendo afectados por la contaminación de residuos sólidos urbanos, descargas de aguas negras directas, presión humana, pérdida de superficie, olvidando que el mangle ayuda a la recarga de los acuíferos, la filtración del agua en la zona costera, sirve como barrera natural ante las inclemencias del tiempo y protege la reproducción de especies.

Una sola muestra que se analice no alcanza, se harán más, también estudios para determinar quiénes son los responsables del daño que se le está causando.

A su vez la legisladora Alma Arzaluz Alonso apuntó que ya estuvieron en Michoacán, con el tema de Mariposas Monarcas; la próxima semana lo harán en la delegación Magdalena Contreras, por la contaminación de barrancas y posteriormente irán a Jalisco por las afectaciones al lago de Chapala.

Lamentablemente la cultura de respeto ambiental en nuestro país no existe.

las nuevas generaciones se están ocupando más del cuidado y mejora, del respeto a la naturaleza porque las consecuencias del cambio climático son devastadoras.

Hoy vemos un sol esplendido ay horas después lluvias intensas y eso es consecuencias de que no tenemos respeto y cuidado con el medio ambiente.

Desde la cámara de diputados realizan exhortos y puntos de acuerdo que no son suficientes sin la participación de la sociedad en general.

PLAGAS EN MANGLE

Los legisladores recorrieron parte de la zona protegida del Arroyo Moreno, donde encontraron decenas de viviendas irregulares asentadas en la zona; restos de casas que se han ido haciendo en el lugar, literalmente entre las raíces del mangle rojo, negro y blanco que hay.

Allí el pescador y socio de la Cooperativa "La Pequeña Venecia Veracruzana", Raúl Arano de la Cruz, integrante además del proyecto del Volcán al Mar les mostró parte de los daños que sufre la zona.

Les explicó que los bejucos y varas que invaden la zona, junto con el comején y una plaga que debilita el mangle, está acabando con el mismo.

Desde que se estableció pena de cárcel a quien corte o recoja un solo trozo de bejuco y varas que actúan como parásitos de los mangles, los mismos se han reproducido asfixiando los manglares.

"El riesgo en que dentro de poco no vamos a tener ya algo que nos cubra cuando venga un huracán, ni filtros de aguas contaminadas, ni la protección que brindan las raíces al 70 por ciento de las especies acuáticas de la zona como son robalo, sábalo, chucumite, camarón, cangrejo azul entre otros".

Desde el año pasado el también ambientalista ha advertido de la proliferación de comején o termita que se extiende ya a casi el 90 por ciento del mangle.

Antes quienes vivían en la zona recogían los restos de árboles secos para leña; cortaban el exceso de bejuco y las varas de otras plantas que afectan al manglar, pero ahora no lo hacen porque corren el riesgo de ir a parar a la cárcel.

Las autoridades argumentan que es para protección y conservación del mangle, pero no loes están protegiendo así, porque ya nadie corta esas plantas y han invadido la zona, ahogando el mangle.

Por el daño que sufre, cuando hay vientos fuertes el árbol se quiebra fácilmente.