Investigan autoridades muerte de peces en Tlajomulco

María Magdalena Ruiz, titular de Medio Ambiente de Jalisco, dijo que el mal funcionamiento de las plantas residuales alrededor de la laguna puede ser la causa del desastre.

México

Autoridades estatales de Jalisco están recopilando análisis e información para iniciar una denuncia ambiental, luego de la muerte de 54 toneladas de peces en el lago Cajititlán en el municipio de Tlajomulco, aseguró la titular de la Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial (Semadet) del estado, María Magdalena Ruiz.

 “Establecimos un procedimiento para emplazar al municipio para la entrega formal de las bitácoras, si esta no se lleva  va conducir a una multa administrativa por parte de la Procuraduría de Protección al Ambiente. Estamos dando todos los elementos en este proceso de contingencia para que las autoridades federales, Profepa y Conagua, presenten una denuncia ambiental así como una investigación de la PGR”, dijo en entrevista para Milenio Televisión.

La funcionaria aseguró que buscan tener acceso a las bitácoras de lodos activados en la zona pero que hasta el momento no han tenido respuesta por parte del municipio.

“Profepa y Conagua han tratado hacer repetidas veces visitas y han sido negadas en diferentes procedimientos. Se suma un muy mal manejo de la cuenca por causa del ser humano,  y el exceso y arrastre de fertilizantes”, señaló.

La titular de la Semadet indicó que no descartan que la contaminación del lago haya provocado la muerte de los peces.

“La causa de muerte es falta de oxígeno, no es que se descarte la contaminación, todo lo contrario, una de las principales variables que tenemos que comprobar es el mal funcionamiento de las plantas residuales alrededor de la laguna de Cajititlán, son tres, donde hemos recibido denuncias por parte de los pobladores del mal funcionamiento”, dijo.

Ruiz  destacó que son ya cuatro episodios de mortandad del pez conocido como ‘popocha’, que es endémico del lugar y que no tiene valor comercial.

“De manera no se podría catalogar como un fenómeno natural y cíclico,  se ha estado dando de manera recurrente y de mayor intensidad. Este año llevamos cuatro episodios de mortandad,  cuatro toneladas del primero, cuatro el segundo, 15 el tercero y ahora  con este de 54 toneladas y que empieza a aparecer a partir del 2009, justo cuando la mala planeación de la cuenca, la aparición de fraccionamientos y el crecimiento del propio municipio han propiciado que empiece a aparecer este fenómeno”.

Ayer, la Semadet y la Conagua establecieron un procedimiento de contingencia para limpiar el lago de Cajititlán, donde hasta este momento se reportan 54 toneladas de peces muertos. En la limpieza también se involucraron hasta 70 pescadores de la zona.