Pobladores de Tixtla se enfrentan a pedradas con policías

Los grupos de policías y militares se formaron sobre la carretera Chilpancingo-Tlapa, para iniciar la retirada cuando decenas de jóvenes los avistaron y lanzaron piedras.

Chilpancingo

Habitantes del barrio del Fortín, ubicado en la cabecera municipal de Tixtla se enfrentaron a pedradas con policías estatales y Ministeriales sobre la carretera federal Chilpancingo -Tlapa.

El encontronazo se registró alrededor de las siete de la mañana, luego de que personal de Fuerzas Especiales de la Policía del Estado, de la Ministerial del Esty del Ejército Mexicano incursionaron en el barrio del Fortín, con el argumento de recuperar algunos vehículos retenidos por la Policía Comunitaria.

En el Fortín los cuerpos policíacos se metieron a varios domicilios, sacaron algunos hombres que fueron defendidos por madres de familia e hijas, en tanto que en otra colonia conocida como El Zapote se llevaron a una hermana de Gonzalo Molina González, promotor de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias (Crac) preso en el penal federal de Oaxaca.

La Incursión se registró a las 05:30 horas, para las siete los habitantes se organizaron y prepararon para encarar a las corporaciones.

Los grupos de policías y militares se formaron sobre la carretera, listos para iniciar la retirada cuando decenas de jóvenes los avistaron y lanzaron piedras.

Al menos dos elementos fueron alcanzados por los proyectiles en la cabeza, por lo que fueron rescatados a rastras por sus compañeros ya que al impacto se desvanecieron y cayeron sobre la cinta asfáltica.

En las fuerzas policíacas cundió el desorden porque las camionetas no tenían chófer, la reacción fue lanzar gas lacrimógeno sobre los lugareños, que fueron apoyados por estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa.

La mayoría de habitantes salieron con piedras y palos para confrontar a los policías, lo que forzó la retirada de los uniformados con sus lesionados.

Para las 08:00 horas había una calma tensa en la cabecera municipal de Tixtla.

En los hechos no participaron policías comunitarios armados.