Termina paro de policías en Tabasco

Los elementos de la policía preventiva concluyeron el paro, que emprendieron para pedir la destitución de 48 mandos de la Policía Federal, luego de llegar a un acuerdo con el gobierno del estado.
Policías exigen la salida del titular de la SSP de Tabasco
Policías exigen la salida del titular de la SSP de Tabasco (Antonio Villegas)

Villahermosa

Elementos de la policía preventiva de Tabasco terminaron el paro laboral, que emprendieron para pedir la destitución de 48 mandos de la Policía Federal, luego de que representantes de los tres mil policías llegaron a un acuerdo con el gobierno del estado.

El trato, que se dio un día después de que se anunciara el despido masivo de los policías que no se presentaran a trabajar hoy, consistió en crear una comisión integrada por miembros de la Secretaría de Contraloría de Tabasco, así como el área jurídica del Gobierno y la Comisión Estatal de Derechos Humanos del estado, quienes evaluarán la destitución de los mandos.

A través de sus cuentas en redes sociales, el gobierno estatal informó que con la firma de un acuerdo entre los policías y la administración estatal termina el paro de labores y "las instalaciones de la Secretaría de Seguridad Pública serán entregadas de inmediato y reconocen el mando del secretario Audomaro Martínez Zapata".

Tras al menos cuatro sesiones de diálogo, el viernes por la noche los policías inconformes rompieron definitivamente la mesa de discusión con el gobierno y anunciaron que una comisión viajaría al Distrito Federal para plantear sus problemas al presidente Enrique Peña.

Un día después, el sábado por la tarde, el gobernador Arturo Núñez anunció el despido de los agentes que no se presentaran a trabajar hoy a las siete de la mañana. El mandatario estatal también advirtió que las demandas, por al menos tres delitos en contra de los policías, serían desahogadas si no regresaban a sus labores.

Las negociaciones del domingo fueron encabezadas por el secretario de Gobierno del estado, Raúl Ojeda Zubieta, quien confirmó la firma de una minuta, en la que se acuerda con los policías formar una comisión que analizará el comportamiento y eventual cese de a medio centenar de mandos superiores, sobre los que hay denuncias de malos tratos; en este punto, se acordó invitar a la CNDH a que investigue lo reclamado por los agentes.

También, se acordó otorgarles un incremento de 150 pesos en vales de despensa para sumar una cantidad de seis mil pesos mensuales, 200 pesos de incremento en vales de comida para alcanzar los 600 mensuales y "una dotación complementaria" que sube de 900 a 1 mil 800 pesos mensuales, en tanto que el aumento al salario se tasará al igual que al resto de los burócratas.

De igual manera, se les ofreció un paquete de 150 acciones de créditos para vivienda a policías, dos módulos de atención médica exclusiva en el Instituto de Seguridad Social del Estado de Tabasco para los elementos de la policía, entrega de las pólizas de los seguros de vida y revisión del tabuladora salarial para evitar diferencias de salarios entre mandos similares.

En la minuta, firmada la tarde de este domingo en la secretaría de Gobierno con la presencia de Isabelino León Miranda y José Lourdes Osorio, principales dirigentes de la manifestación, el gobierno ofrece hacer revisiones en materia de uniformes, incapacidades, actualización de credenciales, viáticos, procedimientos disciplinarios, jornadas de trabajo y licencias de conducir, entre otros puntos.

El conflicto en Tabasco estalló la madrugada del domingo 16 de marzo, cuando aparentemente el general Audomaro Martínez Zapata intentó regañar a uno de los agentes, lo que provocó la ira del personal. Posteriormente, se sumaron agentes de vialidad, bomberos y policías municipales, quienes mantuvieron en su poder las instalaciones de la Secretaría de Seguridad Pública.

Durante el tiempo que duró el conflicto, elementos de la Policía Federal, Ejército Mexicano, Secretaría de Marina y Policía Ministerial realizaron vigilancia en las principales calles de la capital, aunque no se involucraron en labores de tránsito, en las que los ciudadanos debieron buscar otras salidas a los problemas legales derivados de choques y accidentes.

Los policías regresarán a sus labores mañana y se anunció que no habrá sanciones administrativas contra los huelguistas.