Termina maestría en derecho penal a los 73 años

La mujer recibió un galardón del Congreso estatal por el apoyo dado a mujeres violentadas en esa entidad; hace poco menos de una década, cuando tenía 65, la activista comenzó a estudiar la ...
La septuagenaria recibió una medalla y 30 mil pesos.
La septuagenaria recibió una medalla y 30 mil pesos. (David Monroy)

Morelos

Treinta años después de dedicar su tiempo, sus conocimientos y su voluntad al apoyo, acompañamiento y defensa de mujeres violentadas, presas o víctimas de injusticias, Georgina Flores Vallejo fue galardonada con la presea Xochiquetzalli que otorga el Congreso de Morelos a las mujeres que se destacan por su contribución de género.

Sin embargo, dicho reconocimiento solo es una de sus metas en su largo trajinar por el estado de Morelos, particularmente por la ciudad de Cuernavaca y sus más de 500 colonias. Gina, como le llaman sus cercanos, es un auténtico ejemplo de la cultura del esfuerzo y el apoyo desinteresado, porque a sus 73 años, además de obtener el reconocimiento social también, alcanzó la maestría en derecho penal.

“Hace algunos años, a mis 65 años, ingresé a estudiar la primaria y la secundaria”, recuerda.

En su lectura pausada, doña Georgina dijo que después de terminar sus primeros estudios en el Instituto Nacional de Educación para los Adultos (INEA), prosiguió con la preparatoria hasta iniciar sus estudios universitarios en una institución particular donde cursó la licenciatura en leyes y, recientemente, concluyó su maestría.

“No ha sido fácil, sin embargo, lo más difícil fueron las cuestiones tecnológicas”, reconoció en la tribuna legislativa donde recibió el reconocimiento.

En su discurso habló de la inseguridad en Cuernavaca, y dijo que ésta ha obligado a la gente a cerrar sus puertas y ventanas, cuando antes eso era impensable.

En ceremonia legislativa, encabezada por la Comisión de Equidad de Género, Flores Vallejo recibió una presea y 30 mil pesos.

Norma Alicia Popoca, presidenta de la comisión de Equidad de Género del Congreso local, mencionó que el reconocimiento fue el apoyo, acompañamiento y asesoría jurídica que Gina ha dado a decenas de mujeres en la capital del estado y otros municipios de Morelos.

El ejemplo de Georgina no solo ha permeado en varias mujeres, sino también a su propia familia y a sus amigos. Su hijo Miguel Ángel Rosete Flores se ha significado por ser asesor jurídico de decenas de víctimas del delito, particularmente de jóvenes y mujeres desaparecidos en medio de la presencia y operación de las células criminales vinculadas con el trasiego de droga.

Miguel Ángel Rosete, quien estuvo presente durante la entrega de la presea y el reconocimiento a su madre realizado en el salón de sesiones del Congreso del estado, nunca dejó de verla y escucharla cuando ella hizo uso de la palabra.

Durante la ceremonia, su hijo agradeció el reconocimiento y dijo que su madre ha trabajado arduamente en los casos, desde la asesoría hasta realizar un trámite.