Sigue cerrada la carretera Iguala-Pungarabato

Armados con machetes, al menos 500 hombres y mujeres se apostaron en las tres principales entradas. Señalan que su dirigente es el ex presidente municipal Pedro Pablo Uriostegui. 
Pablo Uriostegui sostiene que está en un proceso de acumulación de fuerzas, no descarta ir personalmente a rescatar a su hijo.
Pablo Uriostegui sostiene que está en un proceso de acumulación de fuerzas, no descarta ir personalmente a rescatar a su hijo. (Rogelio Agustín Esteban)

Chilpancingo

Armados con machetes, más de 500 hombres y mujeres cumplieron 24 horas cerrando la carretera federal Iguala-Pungarabato, en lo que es el primer movimiento de autodefensa que la población de Teloloapan realiza contra el crimen organizado.

Apostados en las tres principales entradas, los integrantes del movimiento reconocen como dirigente único al ex presidente Municipal Pedro Pablo Uriostegui Salgado.

Sobre la carretera federal permanecen cientos de automovilistas, camiones del servicio público y de carga, todos desesperados con la expectativa de que una comisión del gobierno estatal se presente a dialogar.

Los accesos que llegan de Iguala, Arcelia y Apaxtla permanecen cerrados por los hombres y mujeres de machete, no hay hasta el momento a la vista armas de fuego.

La mayoría de las escuelas suspendieron labores y los negocios cercanos a la zona del bloqueo no abrieron sus puertas, se teme que haya una reacción de la delincuencia.

Pedro Pablo Uriostegui decidió convocar a la autodefensa a raíz de que su hijo, Tomas Uriostegui García fue secuestrado por una célula de la Familia Michoacana (FM), desde la tarde del 13 de mayo de 2013.

A los pobladores de Teloloapan se acercó una comisión de representantes de la autodefensa de Apaxtla, les dijeron que cuentan con su apoyo y como una muestra de ello les entregaron varias playeras con la leyenda de Adrián Castrejon, que es el caudillo de la región en tiempos de la Revolución Mexicana.

Pablo Uriostegui sostiene que está en un proceso de acumulación de fuerzas, no descarta ir personalmente a rescatar a su hijo.

Pero solicitó al gobierno estatal y federal intervengan para liberar  al joven de 27 años, además de reinstalar la paz en Teloloapan, que en los últimos años a sido muy golpeada por el crimen organizado.