Embargan instalaciones de Telmex en Chetumal

Gabino Andrade Romero, explicó que hace más de 30 años la empresa instaló una antena de manera ilegal en terrenos ejidales de Bacalar por lo que se presentó la demanda. 
Después de 30 años, los campesinos ganaron el pleito.
Después de 30 años, los campesinos ganaron el pleito. (Fernando Meraz)

Cancún

La empresa Teléfonos de México perdió un  litigio agrario federal con el ejido Aarón Merino Fernández, por lo que  campesinos afectados embargaron la central Telmex Chetumal, para asegurar 53 millones 670 mil pesos que les debe el principal corporativo de comunicaciones del país.

Un laudo suscrito por el Magistrado del Tribunal Federal Agrario, George Rubén Silesky Mata, dispone el embargo de bienes muebles e inmuebles de Telmex en Chetumal, así como todo su parque vehicular, para garantizar 53 millones 665 mil 600 pesos que la empresa rehúsa pagar.

También se ordena retirar la antena del predio, lo que afectará a miles de usuarios al suspenderse servicios de telefonía, Internet y televisión por cable, así como otros  servicios que esa empresa proporciona a costos elevados.

“En México el acto no tiene precedente, es primera ocasión que un ejido gana un litigio a la más poderosa empresa del país, eje del imperio económico con influencia global de Carlos Slim”, admitieron los propios apoderados de la empresa, informó el abogado.

Gabino Andrade Romero, explicó que hace más de 30 años Teléfonos de México, instaló ilegalmente en terrenos ejidales de Bacalar una antena, por lo que los campesinos plantearon un litigio agrario que culminó a favor del ejido.

El abogado Andrade Romero explicó a MILENIO que por orden del Tribunal  asegurarán bienes de Telmex hasta completar el monto de a indemnización que se debe al ejido Aarón Merino, ubicado en Bacalar.

“Hemos asegurado tres cajas fuertes y cajeros con dinero, y estados embargando absolutamente bienes inmuebles, vehículos, cuentas bancarias, en fin, todo lo que asegure que esa empresa cumpla como señala la ley”, manifestó.

“La antena será retirada del predio que ocupa  –explicó— para ello debe ser desconectada, lo que provocara suspensión temporal de la señal de servicios de la empresa y dañará a la sociedad. No es culpa nuestra sino de Telmex, que confiada en su impunidad, no se dignó responder a llamados del Tribunal.

“Creo que nunca pensaron que a veces la justicia llega tarde, pero siempre llega”, afirmó.

De acuerdo con la sentencia la antena debe ser retirada, ya que implica una invasión ilegal al ejido, a menos que la empresa logre un acuerdo con el ejido, a través de su apoderado legal y se comprometa a pagar una renta por el espacio que ocupa.

Andrade Romero aclaró que la antena no será embargada, pues forma parte del sistema nacional de comunicación. Pero debe ser retirada del predio ejidal.

“El juicio penal se inició en 2006, y lo ganamos; en 2011 iniciamos el juicio agrario que nos favoreció. Telmex interpuso tres amparos para evitar la sentencia pero el proceso culmina con esta ejecución”, indicó el apoderado ejidal.

El desalojo se desarrolló con apoyo de la Secretaría de Seguridad, a petición de los campesinos para mantener el orden. Apoderados legales y representantes del Tribunal Unitario Agrario número 44, también estuvieron presentes.

A las 14:30 horas el actuario ejecutor del Tribunal,  Sergio Antonio Solís Arceo, el abogado Gabino Andrade, el presidente del Comisariado Ejidal Juan Manuel Herrera y agentes de la Policía Estatal Preventiva realizaron el embargo

Se aseguraron pantallas de plasma, computadoras, teléfonos, muebles y cuanto había de valor en las instalaciones de Telmex en Chetumal, en avenida Juárez y Lázaro Cárdenas, lo trasladaron en camionetas y lo pusieron bajo resguardo para cuantificar su monto. Esta tarde se informó que todo lo llega a cinco por ciento del adeudo.

El abogado Andrade Romero narró al corresponsal de MILENIO que hace 31 años, Telmex instaló la antena en 2006 en un predio del ejidatario Juan Manuel Herrera, a un costado de la carretera Bacalar-Chetumal. El terreno tiene tres mil metros y el campesino cultiva tomate. Por el momento nadie protestó.

Sin embargo Telmex decidió bloquear todos los accesos al predio, por lo que el campesino con apoyo de sus compañeros, abrió una puerta de acceso con alambre de púas.

La empresa acusó al ejidatario de despojo, robo y daño en propiedad ajena solicitado una penalidad de 30 años en su contra. Ahí  comenzó el pleito, los campesinos cayeron en cuenta de que Telmex les había invadido y les vedaba el acceso a sus propias tierras. Pidieron al abogado Andrade revisar el caso y se inició el proceso.

Esta tarde ambas partes acordaron reunirse en dos semanas para escuchar una propuesta de Telmex para solucionar la situación, luego de que los campesinos señalaron al abogado de la empresa, Miguel Ángel Ávila, que su petición es que se ejecute la sentencia del Tribunal Agrario.

Si no se llega a un acuerdo se rematarán los bienes para que el ejido recupere los casi 60 millones de pesos, señaló Andrade Romero.

Poco después Telmex distribuyó a los medios el siguiente comunicado:

“En relación con el embargo en la tienda de Chetumal de esta empresa por supuestos adeudos con el ejido Aarón Merino Fernández, es interés de Telmex informar a la opinión pública lo siguiente:

- Que tiene celebrado desde 1996 un contrato con el citado ejido, el cual nos permite la ocupación legítima del predio.

- Que hay una sentencia en contra de Telmex, que es la que generó el embargo.

- No obstante lo anterior, Telmex ha tramitado un amparo que se encuentra pendiente de resolución.

“Telmex es una empresa respetuosa de toda la legislación aplicable a su operación”.