Suspenden rescate de los cadáveres del Pico de Orizaba

Tras una reunión de autoridades estatales y federales se determinó suspender las labores a consecuencia de las afectaciones climatológicas por el frente frío número 41.

Puebla

Las labores de rescate de los cuerpos de los alpinistas localizados en el Pico de Orizaba se suspendieron a consecuencia de las condiciones climáticas registradas en la zona por el frente frío número 41, confirmó la Secretaría de Gobernación federal por medio de un comunicado.

Por la tarde tuvieron una reunión el titular de la Protección Civil Federal, Ricardo de la Cruz Musalen, su homologo a nivel estatal, Jesús Morales Rodríguez, Flavio Leyva Subdirector de Prevención del gobierno de Veracruz, así como los integrantes de la Brigada de Rescate Alpino de México A. C. para afinar los detalles de la logística, pero ante los reporte climatológicos se decidió esperar:

"En cuanto la situación meteorológica sea óptima, se llevará a cabo el ascenso. Cabe mencionar que se tenía contemplado que los trabajos iniciaran el miércoles, sin embargo, la persistencia del Frente Frío Número 41 hace que el riesgo se incremente, por lo cual los trabajos reiniciaran en cuanto los especialistas lo determinen".

En su visita a Puebla el secretario de Gobernación Federal, Miguel Ángel Osorio Chong, señaló que las condiciones climáticas habían mejorado en la zona por lo que está misma semana se podría llevar a cabo el rescate.

Los cuerpos fueron descubiertos por alpinistas que subieron a la cara norte del Pico de Orizaba, uno de los montañistas resbaló y al enterrar el piolet descubrió un cuerpo que había permanecido congelado en el glaciar desde el dos de noviembre de 1959 cuando fueron sorprendidos por un alud de nieve.

Luego de que la expedición encabezada por Hilario Aguilar Aguilar presidente del grupo alpino de México en Ciudad Serdán se confirmó el hallazgo y reveló que había dos cuerpos que estaban abrazados.

Tras el hallazgo detalló que sería muy complicado el rescate pues los cuerpos prácticamente se deshacen al tacto, además de que en las zonas conocidas como "El Laberinto" y "El Canalón" con de alto riesgo.

Cabe señalar que el alpinista Luis Espinoza quien sobrevivió al alud de 1959 señaló que por las características podría tratarse de sus compañeros y que faltaría un cuerpo por localizar.