Suspende clases la UAGro previo a la marcha de 2 de octubre

Rectoría dijo que esta decisión abarca las unidades académicas de las 7 regiones del estado para evitar incidentes. El gobierno del estado concentra personal de confianza en Iguala para buscar a ...

Chilpancingo

Previo a las movilizaciones del 2 de octubre, las actividades académicas en parte importante de la capital del estado de Guerrero fueron suspendidas para evitar incidentes que perjudiquen a la comunidad escolar.

La tarde del miércoles, rectoría de la Universidad Autónoma de Guerrero (UAGro) emitió un comunicado en el que declara suspendidas las clases en todas las unidades académicas de las siete regiones del estado.

En Chilpancingo, la Federación Estudiantil Universitaria Guerrerense (FEUG) es una de las convocantes a la marcha del 2 de octubre, en el contexto de la conmemoración de la masacre ocurrida en 1968 en la plaza de las tres culturas de Tlatelolco.

En el gobierno estatal también se determinó suspender labores.

La marcha anunciada por la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (CETEG) no es la única razón, pues el personal de confianza fue convocado en la ciudad de Iguala para sumarse a los trabajos de búsqueda de 44 estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa que permanecen en calidad de desaparecidos.

La medida generó inconformidad en parte importante de los trabajadores de confianza del sector central, pues temen participar en una búsqueda casa por casa, principalmente por el nivel de peligrosidad que representa la ciudad de Iguala de la Independencia.

El CBTIS 134 emitió un comunicado la noche del miércoles, en él también anuncia la suspensión de clases desde las 10 de la mañana con la intención de mantener a salvo la integridad de sus alumnos.

El subsistema educativo recomienda a los padres de familia no salir de sus casas si no es necesario.

La CETEG ha convocado a la movilización del 2 de octubre para las 10 de la mañana, aunque se anuncia que la vanguardia de la jornada de protestas la llevará la Normal Rural de Ayotzinapa, que todavía padece la desaparición de por lo menos 14 de sus estudiantes.