Suspenden conferencia de caso Chao Barona por sismo

 El temblor comenzó cuando el secretario de Gobierno, Jorge Messeguer, estaba por subir al templete. Alrededor de 300 asistentes fueron desalojados.

Cuernavaca

El temblor de 6.7 grados que sacudió el estado de Morelos el mediodía de este jueves provocó la suspensión de la rueda de prensa sobre el caso Chao Barona, que estaba por comenzar.

El movimiento telúrico obligó al desalojo de funcionarios, reporteros, asistentes y personal de seguridad que se encontraban en el lugar.

En el Salón Bicentenario del Palacio de Gobierno ubicado en el centro de Cuernavaca, representantes de medios de comunicación nacional y estatal esperaban la llegada del secretario de Gobierno, Jorge Messeguer, quien daría pormenores del estatus jurídico de los tres presuntos homicidas del catedrático universitario, Alejandro Chao Barona.

Para presentarse ante los medios de comunicación, habían sido anunciados el Coordinador Estatal de Seguridad, Alberto Capella Ibarra; el coordinador en Morelos de la Policía Federal; Teófilo Gutiérrez, el Fiscal Estatal, Rodrigo Dorantes, y el mismo Jorge Messeguer.

La rueda de prensa pactada para las once de la mañana y minutos, se retrasó casi una hora, hasta que Messeguer Guillén salió de su privado, y se dirigió al templete. Cuando abrió la puerta de su despachó comenzó la sacudida, pero a tres pasos del micrófono, los candiles del salón ya anunciaban el fuerte movimiento, sin embargo el funcionario no se percataba. Fueron cinco o seis segundos, hasta que le gritó un reportero:

-- ¡Está temblando!

Messeguer levantó la vista, y esperó un segundo evaluando la intensidad del movimiento. Otro “jalón”… -Está temblando…! Le gritaron otra vez.

El funcionario levantó la ceja, volteó a ver a sus colaboradores, pero entre los primeros que se pararon para salir del lugar, fueron los reporteros. Ante la hilera que de inmediato se formó, a Messeguer no le quedó otra que sumarse a ella, y se mezcló entre los reporteros, colaboradores y un par de funcionarios que le secundaron para evacuar el salón. 

Arriba, en el templete, Teófilo Gutiérrez Zúñiga, comisario de la Policía Federal, gritaba: 

-- ¡Tranquilos… tranquilos!... Salgan con calma, no se avienten.

Ya en el pasillo principal, reporteros, funcionarios, asistentes y demás se mezclaron con el resto de trabajadores que salían de las oficinas ubicadas en los tres pisos del Palacio de Gobierno. Las brigadas de Protección Civil pedían a todos bajar con calma, mientras abrían los enrejados del acceso principal para darle paso a más de 300 personas que se habían agolpado, y buscaban salir.

Al cabo de diez segundos más, la mayoría de los presentes en el Palacio de Gobierno, ya se encontraban en la plaza de armas de Cuernavaca, donde la primera en ser asediada por los medios de comunicación fue la titular del Instituto de Protección Civil, Georgina Martínez quien aún no tenía información. Escasos 20 o 30 segundos antes había concluido el movimiento telúrico.

Pese a que la calma regresó, la rueda de prensa a la que habían convocado, quedó cancelada.