Suspende Semarnat proyecto para extracción de feldspato en Zacatlán

El proceso fue turnado a la Delegación de la Semarnat en Puebla, área que se encargará de analizar si se entrega la autorización para el cambio de uso de suelo para extraer los minerales.

Puebla

La Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) colocó en estado “suspendido por prevención” el proyecto “Banco de extracción a cielo abierto de feldespato en el rancho Camelia” en Zacatlán.

El proceso fue turnado a la Delegación de la Semarnat en Puebla, área que se encargará de analizar si se entrega la autorización para el cambio de uso de suelo correspondiente  con el objetivo de que se puedan extraer los minerales.

Los feldespatos son los minerales primarios más abundantes de la corteza terrestre y en los suelos son constituyentes importantes de la arena y el limo. Además, es una de las principales fuentes de potasio y Calcio, los cuales pueden ser liberados por procesos de meteorización. Su aplicación fundamental está relacionada con convertirse en materia prima fundamental en las industrias de la cerámica, sanitarios, vidrio y porcelana.

De acuerdo con la Gaceta Ecológica de la Semarnat, el proyecto “Banco de extracción a cielo abierto de feldespato en el rancho Camelia” fue presentado por Jorge Cerón Herrera, el 14 de enero de este año, el 19 fue evaluado y para el 20 se estableció como “suspendido en prevención”.

“El proyecto consiste en la extracción de arena silica (feldespato) para el abastecimiento de la industria de la cerámica, en el predio denominado El Ranchito”, presenta cobertura vegetal forestal compuesta por árboles de pino y regeneración natural. El predio en comento tiene una superficie total de 20.749 hectáreas, de las cuales se destinará para desarrollar el proyecto una superficie de 1.796 hectáreas”, destaca el documento presentado a Semarnat.

Para la extracción de los feldespato, el proyecto contempla la eliminación de la cubierta vegetal en un volumen total de 49.88472 metros cúbicos  y el retiro de la capa de suelo orgánico; y posteriormente se extraerá el mineral para ser trasladado a la planta de trituración.

El solicitante asegura que se llevarán a cabo actividades de reforestación en la superficie donde se haya efectuado el cambio de uso de suelo.

“Los elementos naturales que serán aprovechados por el desarrollo del proyecto son el suelo y los productos maderables que resulten factibles de ser aprovechados. El proyecto no requerirá de energía eléctrica, agua u otros servicios, ya que la actividad que se llevará a cabo será únicamente la extracción del mineral, estimando una vida útil de 10 años”, apunta la solicitud.