¿Qué pasó con Susana en Chiapas?

La mujer llegó al Hospital de la Mujer de San Cristóbal de las Casas para que le realizaran una cesárea. Dos días después murió.

Ciudad de México

Susana, indígena tzotzil de 26 años, acudió al Hospital de la Mujer de San Cristóbal de las Casas, Chiapas, el 4 de octubre del 2013 para ser atendida por un embarazo de 39 semanas.

Su esposo Romeo esperó afuera del hospital en compañía de su madre, Lucía, quien fue sacada del lugar por personal médico al no hablar español. Susana se quedó internada. Su familia desconocía su situación porque no les daban informes. Las horas pasaban sin noticias.

Nadie volvió a ver con vida a la mujer originaria de San Cristóbal, no supieron qué pasó.

Dos días después de haber ingresado al hospital, les informaron que tuvo una niña, Susanita. Se las entregaron. Pero la madre, les anunciaron, había muerto. No saben en qué momento.

Aparentemente Susana murió por complicaciones de una operación de vesícula que le hicieron después del parto. Sin embargo, Romeo nunca firmó una autorización para la intervención. Supone que tomaron la huella dactilar de ella como firma, ya que el dedo pulgar tenía manchas de tinta.

Ante esta situación, el 10 de octubre, cuatro días después de la muerte de Susana, el Grupo de Información en Reproducción Elegida, GIRE, comenzó el apoyo a la familia para que se diera una respuesta de lo sucedido ese 4 de octubre.

Regina Tamés, directora de GIRE, explicó que la información que han recabado es que Susana sí fue operada de la vesícula, sin embargo, nadie en el hospital les ha explicado qué tipo de complicaciones hubo para hacer una cirugía, además, nunca se les solicitó la autorización para intervenirla.

"Además de la cesárea, en el hospital le hacen una operación de vesícula sin su consentimiento. La sospecha de esto es porque tiene una marca en el dedo pulgar de tinta como si lo hubieran usado para firmar un documento cuando ella hablaba y escribía perfectamente el castellano".

En entrevista con MILENIO DIGITAL, la directora de GIRE explicó que el 15 de octubre Manuel, papá de Susana, y Romeo, el esposo, presentaron una queja ante la Quinta Visitaduría General de la Comisión Nacional de Derechos Humanos en San Cristóbal de las Casas donde denuncian los hechos.

"Esto se trato de un caso de violencia obstétrica, porque se maltrató a Susana como paciente en un hospital que se supone atiende a más de 100 mujeres al día. Nosotros hemos documentado que no es el único caso de maltrato, hay más pero nos estamos enfocando en este porque no hay una respuesta clara de lo sucedido", dijo Tamés.

Datos de GIRE señalan que el Hospital de la Mujer de San Cristóbal de las Casas atiende a los 18 municipios de la zona de los Altos agrupados en la Jurisdicción Sanitaria No. II San Cristóbal de las Casas.

"Lo que nosotros vemos es que no se da abasto, las salas de atención no están en condiciones, cuando llueve se mete el agua es necesario hacer un cambio en este hospital o se hace una ampliación profunda o de plano se construye uno nuevo".

De acuerdo al Censo de Población y Vivienda 2010, consultado a través del Sistema Estatal y Municipal de Base de Datos, en la zona de los Altos de Chiapas habitan 310,774 mujeres, de éstas 204,658 son mujeres mayores de 12 años. Se estima que 82,217 mujeres mayores de 12 años no cuentan un sistema de salud.

Según el INEGI, de las mujeres fallecidas en Chiapas durante 2012:

- 1 de cada 10 era menor a 19 años

- 1 de cada 4 contaba con Seguro Popular

- 7 de cada 10 murieron en una clínica u hospital federal o estatal

- 8 de cada 10 contaron con asistencia médica

- 1 de cada 3 tuvo cuidado prenatal en el primer trimestre de embarazo

CNDH

Nueve meses después de la muerte de Susana, el 17 de julio, la CNDH emitió la recomendación de 21 hojas dirigida al gobernador Manuel Velasco en la que solicitó se tomen las medidas necesarias para reparar el daño ocasionado a la víctima, su hija y familiares.

"Con motivo de la responsabilidad profesional e institucional en que incurrió el personal del Hospital de la Mujer, en el municipio de San Cristóbal de las Casas, dependiente a la Secretaria de Salud del estado de Chiapas, derivado de la inadecuada atención médica que se les proporcionó la víctima y su hija, con base en las consideraciones planteadas en el cuerpo de la presente recomendación y, se envíen a esta Comisión Nacional las constancias que acrediten su cumplimiento".

En la recomendación, nunca se responsabiliza a personal médico del Hospital de la Mujer, médicos, enfermeras o personal administrativo, solo se pide exhortar que se entregue una actualización de sus experiencias y conocimientos.

"Que gire instrucciones, a quien corresponda, para que se emita una circular dirigida al personal médico del Hospital de la Mujer, en la que se le exhorte a entregar copia de la certificación y recertificación que tramiten ante los Consejos de Especialidades Médicas, con la finalidad de que se acredite tener la actualización, experiencia y conocimientos suficientes para mantener las habilidades necesarias que permitan brindar un servicio médico adecuado y profesional y, se remitan las constancias que acrediten su cumplimiento".

Ante esta situación, los familiares de Susana exigieron la reparación integral del daño, previsto en la Ley General de Víctimas, además de una disculpa pública del gobernador; educación y servicios de salud hasta que cumplan los 18 años sus dos hijos, además de una indemnización económica.

El 1 de agosto, la CNDH notificó a Romeo, esposo de Susana, sobre la recomendación emitida.

A pesar de que GIRE, es el representante legal de Romeo, no ha sido notificado por parte de derechos humanos.

El 7 de agosto, el gobernador de Chiapas, Manuel Velasco, acepta la recomendación emitida por la CNDH. A partir de esta fecha, cuenta con seis meses para darle cumplimiento.