Surgen con 'Manuel' 10 'nuevas' comunidades en Guerrero

En los municipios de Chilpancingo, Mochitlán y Quechultenango aparecieron habitantes de al menos 10 comunidades que no son reconocidas oficialmente, pues no aparecen en los mapas de Guerrero.

Chilpancingo de los Bravo

Con los estragos provocados por la tormenta tropical 'Manuel' aparecieron habitantes de al menos 10 comunidades que no son reconocidas oficialmente, pues ni siquiera aparecen en los mapas que actualmente existen en la cartografía de Guerrero.

Humberto Díaz Salgado, presidente de la delegación de la Cruz Roja en Chilpancingo, señaló que las precipitaciones del 14, 15 y 16 de septiembre dañaron no solamente a las comunidades cuya ubicación está bien delimitada, pese a que las rutas para llegar a ellas está muy accidentada.

En el marco de la contingencia se conoció de otros pueblos que resultaron severamente afectados, solo que sus nombres no son reconocidos por las autoridades de los tres niveles de gobierno.

“Se trata de pueblos que ni siquiera están en los mapas, algunos de reciente creación y otros perdidos por la distancia, en algunos casos hay que hacer dos días de camino para llegar a ellos”, sostuvo.

En los municipios de Chilpancingo, Mochitlán y Quechultenango es donde se reportó el fenómeno, que para el coordinador de la Cruz Roja en la capital de Guerrero es un caso que debe llamar poderosamente la atención.

Dijo que los habitantes de varios de estos pueblos llegaron hasta el centro de acopio que el colectivo ciudadano Levantemos Chilpancingo instaló en el Club de Leones, frente a Ciudad Universitaria (CU).

Llegaron para pedir despensas y apoyo en el traslado de las mismas, establecer su ubicación implicó alterar los datos contenidos en los mapas que el colectivo elaboró para organizar el envío de apoyos.

El hallazgo dijo que representa una oportunidad para que los gobiernos municipales reconozcan dichos asentamientos humanos, para efecto de que se les considere en el Plan de Desarrollo de cada demarcación y que en consecuencia, se les pueda tomar en cuenta al momento de elaborar el presupuesto de cada año, del que están completamente marginados.

La situación de estos pueblos llama la atención del funcionario de la Cruz Roja, pues oficialmente no existen y en algunos casos ya van a tener que reubicarse, pues la tormenta dejó los predios sobre los que se asientan completamente destrozados.