Subsecretario de Seguridad de Hermosillo renuncia por caso Gisela

El subsecretario de Seguridad, Víctor Bonilla se desempeñó durante el sexenio de Guillermo Padrés como subprocurador de Procesos y estuvo a cargo del caso de la ex empleada del ex gobernador.
Víctor Bonilla Murrieta  solicitó retirarse del cargo para evitar confrontaciones.
Víctor Bonilla Murrieta solicitó retirarse del cargo para evitar confrontaciones. (Felipe Larios)

Hermosillo

El subsecretario de Seguridad Pública de Sonora dejó el cargo ayer, confirmó a Milenio una fuente de esa dependencia. Víctor Bonilla Murrieta es el primer funcionario de alto rango de la administración de la priista Claudia Pavlovich que inició en septiembre de 2015.

Durante el sexenio panista (2009-2015), Bonilla se desempeñó como Subprocurador de Procesos de la Procuraduría de Justicia y desde ahí mantuvo el control del caso de Gisela Peraza, la ex empleada doméstica que el gobernador Guillermo Padrés mantuvo en prisión cuatro años por un supuesto robo de joyas que estaban en la casa oficial que habitó la familia.

El nombramiento de Bonilla, en octubre de 2015, fue objeto de críticas de sectores vinculados al gobierno estatal. Junto con 22 ex funcionarios de PGJE, él fue citado por el abogado Juan Ortega, como uno de los protagonistas de la conspiración que mantuvo a su cliente presa 50 meses en penales de Sonora.

Gisela Peraza fue exonerada en junio de 2015 de los cargos de robo y abuso de confianza; al dejar la prisión, ella denunció penalmente a Bonilla y otros funcionarios vinculados al círculo político íntimo de Padrés, incluyendo al ex secretario particular del ex mandatario, el hoy diputado federal del PAN, Agustín Rodríguez Torres. La trabajadora doméstica también busca que la familia del ex gobernador la indemnice con 25 millones de pesos.

"Él (Bonilla) pidió por su propia voluntad separarse del cargo, no porque haya participado en el proceso (de Gisela)", dijo a Milenio una fuente de alto rango de la SESP.

La fuente añadió que Bonilla consideró que él fuera de la administración de Pavlovich, evitaría los "golpes políticos" y estaría en mejor posición para responder a las críticas de los medios de comunicación; "ahora podrá defenderse con más libertad", concluyó la fuente.

La Secretaría Estatal de Seguridad Pública Coordinación General de Comunicación Gubernamental, no fijaron su postura.