Subducción en Pacífico genera sismos, dijo investigador Ferrer

Hugo Ferrer Toledo, investigador del departamento de Ingeniería de la Upaep, destacó que por la localización del epicentro del sismo de esta madrugada en Oaxaca, el fenómeno no es atípico.
Hugo Ferrer Toledo, investigador del departamento de Ingeniería de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (Upaep)
Hugo Ferrer Toledo, investigador del departamento de Ingeniería de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (Upaep) (Jaime Zambrano)

Puebla

Los sismos de los últimos días como el ocurrido el pasado 18 de abril y los del 8 y 10 de mayo, así como el registrado a las 5:05 horas de este miércoles, son generados por fenómenos asociados a la subducción en las costas del Pacífico mexicano.

Así lo explicó Hugo Ferrer Toledo, investigador del departamento de Ingeniería de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (Upaep), quien destacó que por la localización del epicentro del sismo de esta madrugada a 27 kilómetros al norte de Matías Romero, Oaxaca, el fenómeno no puede ser considerado como atípico.

"Por la localización del evento puede inferirse que es un sismo generado por los fenómenos asociados a la subducción en las costas del pacífico mexicano. Esto nos permite asociarlo con la gran cantidad de sismos que se originan en esa región y por tanto no es un sismo atípico", destacó el investigador de la universidad poblana.

El acelerométrico ubicado en el campus central de la UPAEP, en el barrio de Santiago de la ciudad de Puebla, registró el sismo de la madrugada de este miércoles a las 5:05:15 horas, fenómeno que se originó en las coordenadas latitud 17.11°, longitud -95.07°, profundidad aproximada de 121 kilómetros, con epicentro

La aceleración máxima horizontal observada en el acelerómetro fue de 3.42 gal (3.36 cm/s/s), lo que corresponde a valores realmente pequeños y, por tanto, imperceptible para la mayoría de los habitantes de la ciudad.

"Hay que destacar que esa aceleración prácticamente se observa en 4 segundos de la parte intensa del acelerograma, por lo que el resto del evento fue más difícil de percibir. Por lo anterior, es muy poco probable que se observen daños en la ciudad de Puebla y zonas conurbadas. Así también en edificios e instalaciones de la UPAEP", explicó el investigador.