Lanzan nuevos etiquetados para cajetillas de cigarros

Se trata de dos nuevas imágenes en las que se alerta sobre el síndrome de muerte súbita infantil y a la advertencia del riesgo de Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica por fumar.

Ciudad de México

A partir de este martes aparecerán nuevos pictogramas en las cajetillas de cigarros para advertir sobre los riesgos a la salud por el tabaquismo, anunció la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris).

"Los dos pictogramas que la industria tabacalera debe imprimir en las etiquetas de las cajetillas de cigarros tiene como objetivo alertar a los fumadores del riesgo de síndrome de muerte súbita infantil y del riesgo de la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC), ambos males provocados por el tabaquismo", indicó la Cofepris.

Las imágenes deberán colocarse en el tabaco que se fabrica, produce, importa o comercializa en México en al menos 30% de la parte frontal de la cajetilla o del empaque, en tanto que las advertencias sanitarias deben cubrir el 100% de la cara posterior, así como de un costado lateral.

Las cajetillas de cigarros deberán mantener los mensajes: "Este producto contiene nicotina. La nicotina es una sustancia altamente psicoadictiva"; "Este producto puede contener amoniaco. Sustancia tóxica que facilita la absorción de nicotina, manteniendo la adicción" y "Este producto puede contener plomo. Metal tóxico para el cerebro".

Estos nuevos mensajes y pictogramas estarán vigentes del 24 de septiembre de 2014 al 23 de marzo de 2015, conforme al último acuerdo publicado en agosto pasado, en el marco de la Ley General para el Control del Tabaco.

La Secretaría de Salud recordó que la inclusión de pictogramas, en los paquetes de productos del tabaco y en todo empaquetado y etiquetado externo de los mismos, es obligatoria desde el 24 de septiembre de 2010.

Aún sin resultados sobre esta política

Juan Zinser, presidente del Consejo Mexicano contra el Tabaquismo, reconoció que hasta ahora se carecen de resultados, pero la política sanitaria establecida en la Ley General para el Control del Tabaco debe continuar y endurecerse sobre todo en lo relativo a incrementar los impuestos a la industria productora de cigarros.

"En México no hemos medido el impacto, peroles estudios científicos establecen que en otros países establecen que 1 o 2 por ciento de los fumadores dejan de hacerlo cada año, y si los sumamos después de 5 años por supuesto aumenta. Hay que tener presente que los cambios en el consumo de tabaco no son bruscos", dijo en entrevista.

En los países con 10 años de leyes antitabaco en los que se aplican estrictos controles sobre el cumplimiento de la legislación y de supervisiones han reducido el tabaquismo un punto porcentual anualmente.

"A 10 años es 10 por ciento, y durante ese mismo periodo de tiempo aquellos países que lo han dejado todo a consejos, a educación, a buena voluntad, que todo eso cuenta, el tabaquismo se ha reducido 1 por ciento", aseveró el oncólogo del Instituto Nacional de Cancerología.

Los cambios sociales en la conducta de las personas son muy lentos, aseguró, por lo que consideró que no se debe bajar la guardia con toda la campaña de pictogramas y, por el contrario, se debe de endurecer la legislación porque, lamentablemente, en diversas entidades del país no se cumple.

"Es importante atacar la adicción desde varios frentes. Son necesarios mayores impuestos, mayor control de la publicidad, erradicar la venta de unidades de tabaco a menores y hacer respetar lo que ya existe, que no es poca cosa", señaló Zinser.

No todos opinan lo mismo, representantes de organizaciones civiles revelaron que no se ha logrado un avance en México por la corrupción al permitir que se fume en espacios públicos cerrados, en áreas interiores de trabajo, y a que los pictogramas carecen de contundencia sobre los graves daños a la salud reproduciendo imágenes confusas, que pueden referirse a cualquier problema, sin impacto.

"Si bien es positivo que se instrumentaran desde 2010, los pictogramas aún son muy pequeños si los comparamos con los existentes en países como Uruguay o Chile. Hay que aumentar el tamaño de las advertencias sanitarias en los empaques de los productos de tabaco hasta alcanzar el 75% que recomienda la Organización Mundial de la Salud (OMS)", de acuerdo con Erick Antonio Ochoa, Director para Iniciativas del Control del Tabaco de la Fundación InterAmericana del Corazón México.

"No ha habido avances. En los últimos 7 años las muertes atribuibles al tabaquismo aumentaron 10%, esto es, pasaron de 60 mil a más de 66 mil decesos. La omisión de la Secretaría de Salud puede costar miles de vidas, de continuarse por este camino en el que lanzan políticas sanitarias flexibles, a modos, sin vigilancia e impacto conforme a la realidad nacional", agregó Ochoa.

Juan Núñez, coordinador de ALIENO, sostuvo que es una vergüenza que se hayan eliminado impuestos a productos de tabaco sin que ninguna autoridad haya levantado un dedo, por el contrario, senadores panistas se oponen a las reformas para el control del tabaco, minimizando las más de 66 mil muertes al año.

A su vez, Ch'uya Lane, directora en México de Campaign for Tobacco Free Kids, mencionó que aunque México fue de los primeros países de la región en ratificar el Convenio Marco para el Control del Tabaco se ha rezagado, comparándolo con más 16 países en esta región, en la implementación de ambientes 100% libres de humo.