Solo hubo un intento de robo de camión repartidor en Chilpancingo

Precisa Femsa que los tres casos reportados por trabajadores el lunes, en realidad se registraron la semana pasada.  
Camiones repartidores de refrescos también fueron detenidos y saqueados por encapuchados.
Intentan asegurar camión repartidor de refrescos en Chilpancingo. (Reuters)

Chilpancingo

La oficina central de Coca-Cola precisó que la mañana del martes solo se registró el intento del robo de un camión repartidor en Chilpancingo, pero confirmó el despojo de tres unidades en el transcurso de la semana pasada.

La mañana del martes, empleados de la compañía incorporados al almacén de Chilpancingo, reportaron que en las inmediaciones de la Ciudad Judicial se había registrado la intercepción y el despojo de una unidad, después señalaron otro caso en la colonia El Amate, ubicada en el lado norte de la ciudad.

La información fue proporcionada por promotores de venta y testigos de un breve jaloneo que se registró cerca de la ciudad judicial, sobre las vialidades del río Huacapa.

Vía telefónica, representantes de FEMSA reconocieron que únicamente estaba confirmado el intento de robo de un camión, pero se aclaró que el hecho no se consumó y la unidad regresó al almacén ubicado cerca de las instalaciones de la 35 zona militar, sobre el boulevard Vicente Guerrero Saldaña.

No se abundó sobre las circunstancias que impidieron que el grupo de desconocidos se llevara el camión, tampoco hubo una mención respecto a la identidad de quienes trataron de cometer el despojo.

Respecto a las tres unidades retenidas el lunes 16 de marzo -según la versión de varios empleados-, la empresa confirmó el hecho solo parcialmente, pues se indicó que los casos se contabilizaron en el transcurso de la semana pasada.

FEMSA realizó la precisiones correspondientes en el ánimo de cuidar el ambiente social en que más de 350 empleados se desenvuelven cotidianamente en Chilpancingo, una ciudad que es escenario constante de protestas por parte de organizaciones magisteriales, estudiantiles y campesinos involucrados en el movimiento encaminado a reclamar la presentación con vida de 43 estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa, los que fueron privados de la libertad la noche del 26 de septiembre de 2014, en Iguala de la Independencia.