Solo comedores comunitarios en Guerrero tras Cruzada contra el Hambre

Presidentes municipales refieren que está pendiente de la aplicación de proyectos que generen desarrollo.

Guerrero

Aunque la Cruzada contra el Hambre involucra el impulso de proyectos que generarían desarrollo en 46 de 81 municipios de Guerrero, hasta el momento el esfuerzo se limita a la instalación de comedores comunitarios. En algunos casos las lluvias atípicas de septiembre impidieron la concreción de las metas planteadas por el gobierno federal.

En el arranque del programa impulsado por la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) federal, se anunció que Guerrero contaría con la instalación de 500 comedores comunitarios en los que se proporcionarían 120 mil raciones de comida para 60 mil personas diariamente, entre niños, adultos mayores y mujeres embarazadas.

El dato oficial de la dependencia es que la meta se alcanzó y que la cobertura anunciada se cumple, aunque hay presidentes municipales que todavía esperan la llegada de los beneficios.

Por ejemplo, el alcalde de Tlacotepec, Mario Alberto Chávez Carbajal, municipio considerado como el centro de la sierra guerrerense refiere que hasta el momento trabaja solo en la instalación de 215 pisos firmes y la pavimentación de una calle.

Se tenía programada la instalación de tres comedores comunitarios en Puerto la Guitarra, Campo Morado y La Aurora para beneficiar a seis mil personas diariamente, sin embargo, las lluvias provocadas por la tormenta tropical 'Manuel' cerraron los caminos de acceso y la meta no se alcanzó.

La instalación de los comedores en esos pueblos hasta el momento solo es una aspiración, pese a que el presidente sostiene que las rutas ya están libres.

Ociel García Trujillo encabeza el cabildo de Florencio Villarreal señala, municipio perteneciente a la Costa Chica y responde que hasta el momento solo tiene como avance la instalación de los comedores, en Chautengo, Cuatro Bancos, Las Animas y Bica del Río, donde diariamente se atiende a tres mil personas.

Brígido Lorenso de Jesús, presidente de Xalpatlahuac, municipio de la región Montaña, destacó que de las 15 comunidades que tiene el municipio a su cargo solo dos no tienen comedor comunitario, cada uno atiende un promedio de 120 habitantes diariamente.

Hasta el momento no hay en ese municipio acciones adicionales.

Joel Ángel Romero, alcalde de Tlalixtaquilla explica que en su demarcación solo hay dos comedores; uno en Santa Cruz con 114 niños atendidos y otro en La Luz de Juárez con 85.

Se trabaja para que la próxima semana logre la apertura de otro comedor en Tecoyame, donde se podrán recibir a 200 personas más.

Admite que el tema de los proyectos productivos todavía está pendiente.

Juan Paulino Neri, alcalde de Acatepec reconoce que su municipio es uno de los más favorecidos; hay comedores en 16 pueblos y como lo anunció la federación, se recibe a los adultos mayores, mujeres embarazadas y niños.

"Los demás proyectos están en proceso, pero la gente está contenta con los comedores", indica el edil de origen Mixteco.

Las acciones complementarias

Durante la presentación del programa en Guerrero, la titular de Sedesol, Rosario Robles Berlanga anunció que la Cruzada involucraría acciones transversales que permitiría el concurso de varias dependencias en torno a un objetivo común, levantar los indicadores de desarrollo humano.

Anunció la implementación de huertos comunitarios, siembras de traspatio y talleres de estimulación temprana, que se sumarían también a la apertura de tiendas Liconsa y con ello se ampliaría el Programa de Abasto Social de Leche.

La Cruzada, de acuerdo a Robles Berñanga tiene una visión no asistencialista y sí productiva, pues vincula los programas sociales con los productivos.

Sin embargo, el testimonio de los alcaldes consultados sobre la operación de la estrategia en las demarcaciones a su cargo coincide en que la única meta que se alcanza, y en algunos casos solo de manera parcial, es la instalación de los comedores comunitarios.