Solicitan a jueza informe detallado del caso Alondra

La procuraduría de Michoacán abre de oficio una averiguación previa por posibles delitos.
La menor regresó a su casa el pasado miércoles.
La menor regresó a su casa el pasado miércoles. (Jorge González Avilés)

Michoacán y México

El Consejo del Poder Judicial de Michoacán (CPJM) solicitó a la jueza primero civil de Los Reyes, Cinthia Elodia Mercado García, “un informe pormenorizado del procedimiento que realizó en la restitución internacional de la menor (Alondra), en estricto respeto a su autonomía e independencia” y en cumplimiento cabal de “todos los compromisos contraídos por el Estado mexicano en esa materia”.

A este informe se le dará un “seguimiento puntual”, destacó el CPJM, y se tendrá que observar “en todo momento el tratado internacional del cual México es parte: la Convención de La Haya sobre los Aspectos Civiles de la Sustracción Internacional de Menores (firmado el 25 de octubre de 1980 y vigente para México a partir de su publicación en el Diario Oficial de la Federación, el 6 de marzo de 1992), puesto que es responsabilidad de diversas instituciones del país, entre ellas los tribunales de justicia, el cumplimiento de los procedimientos que ahí se señalan”.

De acuerdo con el comunicado oficial, “todos los actos que llevan a cabo los servidores públicos del Poder Judicial de Michoacán deberán realizarse con estricto apego a derecho y ser respetuosos de los derechos humanos”.

Por su parte, la Procuraduría General de Justicia de Michoacán informó que abrió una “averiguación previa penal” respecto a “posibles hechos constitutivos de delito cometido durante un acto de restitución de la menor Alondra N”, en los que “se encuentra vinculada la jueza de primera instancia en materia civil de Los Reyes”, Cinthia Elodia Mercado García.

Explicó que con base en “notas periodísticas y material audiovisual difundido en diversos medios de comunicación nacional y estatal, se advierten “probables actos que atentan contra el interés superior del niño y que pueden ser constitutivos de un hecho ilícito”.

La propia dependencia destacó que la investigación del caso de Alondra es de oficio “para deslindar responsabilidades”, una vez que no hay denuncia de por medio, y refrendó su compromiso de mantener “acciones firmes que cierren paso a la impunidad y se garantice la salvaguarda y protección de los derechos de los niños”.

LA DECISIÓN

Como ha informado MILENIO, la jueza Mercado García, quien entregó a Alondra a la Autoridad Central de Estados Unidos, basó su decisión en lo que señala la Convención sobre los Aspectos Civiles en Sustracción Internacional de Menores.

Consideró que el trámite de restitución de la menor guanajuatense cumplía con todos los requisitos, como la investigación que han realizado los estadunidenses desde hace ocho años para dar con el paradero de la hija de Dorotea García Macedo, quien creyó que Alondra era su niña.

“Nosotros como Estado participante debemos cumplir con esta solicitud de esta Convención cuyo objetivo es recuperar. Aquí (en México) no podemos resolver algún tipo de cuestionamiento diverso al de una recuperación, es decir, tenemos que determinar si el menor se va o se queda. No podemos hablar sobre otro tipo de cuestiones, de custodia, patria potestad, identidad, cuestiones de filiación. A nosotros no nos corresponde conocer (pruebas), porque es un trámite que se sujeta a los lineamientos de esta Convención”, explicó.

En entrevista con MILENIO, dijo que la única función que tiene un juez en estos asuntos es “ser el canal, ser el conducto de que se dé cumplimiento a esta Convención, por tanto, nosotros como tribunal no podemos realizar una serie de indagaciones o investigaciones; solo nos compete resolver” que se cumpla con el procedimiento.

“Nosotros, simple y sencillamente, nos sujetamos a un trámite que lo establece la propia Convención, en donde tratándose de menores, tenemos que salvaguardar los derechos que se tienen para el efecto de que se resuelva y haya sido escuchado (la nación)”.

El Estado mexicano, agregó la jueza, forma parte de esta Convención Internacional.

“De hecho cada Estado homologa este tipo de trámites a la legislación de cada entidad, en este caso Michoacán, pues se ha homologado este tipo de trámites de restituciones”, señaló.

El pasado 16 de abril, la jueza ordenó a elementos de la Procuraduría General de la República adscritos a Interpol-México, localizar y recuperar a la niña, pues había pistas de que se encontraba en Guanajuato.

Desde 2007, la Secretaría de Relaciones Exteriores recibió la solicitud de retorno de la pequeña sustraída de EU por su padre. En ese momento la información apuntaba a que la menor podría encontrarse en Tacatzcuaro, Michoacán.

En marzo de 2015, la Autoridad Central volvió a informar que la madre viajó a Guanajuato e identificó a su hija.

El mandamiento judicial se cumplimentó el pasado 17 de abril, cuando los agentes de Interpol arribaron a la escuela de Guanajuato donde estudia Alondra. En todo momento, la menor estuvo acompañada de su padre.

Una vez que llegaron al juzgado, Alondra fue notificada por la juez que iba a ser enviada a Estados Unidos, pues existía la presunción que había sido sustraída ilegalmente.