Solicita CNTE amparo para su dirigente Rubén Núñez

Maestros disidentes presentaron denuncias en los juzgados por daño moral contra 25 medios de comunicación por generar una presunta campaña de desinformación para denostar su movimiento.

Oaxaca

La sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), se movilizó en las calles para solicitar ante los juzgados locales, un amparo a favor de su dirigente Rubén Núñez Ginés, ante la posibilidad de que se ejerza una acción judicial en su contra, luego de la denuncia penal que presentó "Mexicanos Primero", donde se le señala de cobrar su salario sin presentarse a dar clases a su aula.

También hicieron valer una serie de denuncias por daño moral ante los juzgados civiles dependiente del Tribunal Superior de Justicia de Oaxaca (TSJ), contra 25 medios de comunicación, -entre locales y nacionales- por generar una presunta campaña de desinformación para denostar a su movimiento.

La abogada Flor Helena Candelaria Pérez, dio a conocer que la demanda es porque hay muchos nacionales, locales y televisoras, que han incurrido en diversas faltas al exhibir a los miembros del Comité Ejecutivo Seccional (CES) como presuntos delincuentes, cuando no han presentado ninguna prueba para ello.

"Como medios generan una expectativa, estereotipos en la sociedad y eso ayuda a la convivencia o genera situaciones de agresión, por eso la gran responsabilidad que tienen".

Consideró que si bien la Constitución protege el derecho de los medios a informar, los profesores también tienen el derecho a defender tras ser víctimas de calumnias y difamaciones.

"Nosotros ya presentamos la queja ante los juzgados civiles para exigir una reparación del daño por las difamaciones vertidas en nuestra contra.

Tenemos los argumentos para demostrar que la información que se difunde no está fundamentada.

"Las notas que han sacado denostando a los compañeros, usando apodos que no tienen, señalándolos de actividades que no realizan, vamos a demandar la responsabilidad de esas notas, pedir que demuestren lo que están señalando o que restituyan el daño moral que han generado".

Evidenció que la prensa se ha convertido en un instrumento de los gobiernos estatal y federal para atacar su movimiento "y generar una expectativa de delincuencia de los docentes".

También dijo que se acudió a los juzgados de distrito, para solicitar un amparo ante una posible detención de su líder Rubén Núñez.

Los docentes realizaron una marcha que partió de la calzada Madero, cerca del Teatro Álvaro Carrillo, protagonizó un mitin frente a la sede los juzgados civiles y de distrito y concluyó con un mitin en zócalo de la ciudad de Oaxaca.

En tanto Efraín Picazo Pérez, representante de la región Valle Central de la CNTE, consideró que la denuncia ante la Procuraduría General de la República (PGR) es un instrumento político de presión en contra de la Sección 22, para generar su desmovilización.

"Nos tienen miedo y la única forma que han encontrado para detenernos e intimidarnos, es la represión, pero no lo van a lograr, porque seguiremos con mayor contundencia oponiéndonos a la aplicación de la reforma educativa federal y los exámenes punitivos.

A su vez Norma Cruz Vázquez, dijo que son "Son los medios los que han llevado toda la información a las instancias, fotografías a la PGR, a la Procuraduría, al Ejército, nos tienen fotografiados, escaneados".

También aseguraron que con sus talones de cheques demostrarán que su ingreso es menor al que se ha mencionado "no vamos a litigar este asunto en los medios, lo vamos a presentar como una prueba en el juzgado, no somos delincuentes, ni guerrilleros, somos maestros que defendemos nuestro derecho".

La organización Mexicanos Primero informó que presentó una denuncia en contra de Rubén Núñez, secretario general de la Sección 22 de la CNTE por recibir un sueldo sin estar frente a grupo, acusándolo de los delitos de peculado y fraude.