Sobreviviente de alud exige los cuerpos de sus familiares

Nancy Ruth Gómez de la Cruz reclamó al gobierno federal y estatal agilizar las labores para la recuperación de los cadáveres, pues "no están haciendo nada por sacarlos".

Acapulco de Juárez

“¡Queremos los cuerpos!”, claman familiares de las víctimas que quedaron sepultados en la comunidad serrana de La Pintada, en el municipio costero de Atoyac de Álvarez.

“Los queremos de regreso, no queremos beneficios económicos, no queremos despensas, no queremos nada, nada, nada.

“Solo queremos sus cuerpos, ni queremos que nos ayuden para enterrarlos, por nuestros propios medios con nuestro dinero, pidiendo colectas, no sé, no sé, pero si no quieren ayudarnos que no nos ayuden”, dijo María Castrejón Tabares, hermana de una de las víctimas.

En conferencia de prensa, familiares y amigos de las personas que quedaron sepultadas por el alud de tierra del pasado 15 de septiembre, exigen al gobierno federal y estatal que les entreguen los cuerpos de esposos, hermanos, hijos y primos, pues han pasado 15 días y siguen bajo toneladas de tierra.

En una silla de ruedas y con cicatrices en ambas piernas, Nancy Ruth Gómez de la Cruz, una joven mujer narra que ella sobrevivió al deslave del cerro que el pasado 15 de septiembre sepultó más de 40 casas.

“No están haciendo nada por sacarlos, mi familia es la que anda luchando por sacarlos porque las autoridades no han hecho nada.

“Yo quiero que los rescaten los cuerpos de mis papas, mis tíos, mis primos. Creo que hay unos 15 (rescatistas), pero no están haciendo nada”, reclamó la sobreviviente Gómez de la Cruz.

Reunidos en el Zócalo porteño los familiares de los sepultados se dicen inconformes pues consideran que se avanza muy lentamente en el rescate de los más de 40 desaparecidos luego del aludo que sepultó las viviendas y con ellos a varias familias que habitaban el poblado y que estaban de visita.

“Mis cuñados y los tíos de mi esposo, me sacaron (de entre la tierra y el lodo) con mi bebe (de apenas un año y 10 meses de nacido), porque me había quedado enterrada junto con mi niño”, recuerda con lagrimas en los ojos y nuevamente pide a las autoridades que saquen a sus padres.

Reconoce que en el albergue los tratan bien, les proporcionan sus alimentos, pero estima que eso no es suficiente y pide a las autoridades que les entreguen los cuerpos de todos sus familiares.

Nancy Ruth Gómez, es categórica al señalar que ella no quiere regresar a la comunidad de La Pintada.

Con dos retratos en sus manos, los familiares de Marcos López Castrejón, otra de las víctimas por el deslave del cerro.

María Castrejón Tabares, tienen en sus manos un retrato donde está su hermano David Castrejón, su esposa Elsa Borja y sus hijos Luis Antonio y David Junior Castrejón Borja, todos de San José Ixtapa.

“Mi hermano (David) habían ido a hablar por teléfono, en el momento en que hablábamos se vino el aludo, mi cuñada estaba en su casa, el alud arraso hasta las casa, el estaba por la caseta y los rescatistas no han llegado a buscarlo.

“Sus hijos (Luis Antonio y David Jr) andaban con él, nosotros no queremos despensas, ni beneficios económico, ni que nos ayuden para enterrarlos, será por nuestros medios, solo queremos sus cuerpos”, implora la mujer.